Hay una cámara web que filma todo el tiempo la calle de la abadía, Abbey Road para los despistados. La misma que fue inmortalizada en el disco de despedida de los Beatles (no cuento Let it be que fue grabado antes).
Sólo para ultra fanáticos.