el peor alcalde de lima de la historia. fuente: gnv magazine

un aniversario más de la ciudad de los reyes, y un año más que vemos cómo la ciudad va poco a poco destruyéndose gracias a las obras de nuestro burgomaestre. de hecho, su trabajo y campaña se ha enfocado a satisfacer las demandas de las otras limas (como lo planteáramos en diciembre del 2006). efectista, los sectores socioeconómicos D y E (que son los que finalmente permiten que un candidato gane o pierda) reclaman ornato antes que seguridad ciudadana (un reclamo de los sectores A y B).

con ese panorama, luis castañeda no tiene mayores preocupaciones por una ciudad que se desborda y que requiere inmediatamente una reforma en su administración. una posible solución podría ser la provincialización de “los conos”. lima norte, sur, este y centro. bajo esa idea, ya dejar de pensar en el centro de lima como el lugar a dónde ir, sino más bien, tener cuatros provincias, cada una con su centro de ciudad, sus espacios públicos y su red de autopistas y vías rápidas. como ha venido señalando augusto ortiz de zevallos, el modelo del famoso planmet, con lima cuadrada como el centro de la metrópolis ya está desfasado y requiere una urgente revisión.

pero, como yendo a contracorriente de la realidad, luis castañeda se esfuerza por meter más gente al centro de lima. inversión en la vía expresa de la avenida grau y ahora la destrucción y renovación de las vías centrales del zanjón. ¿se han dado cuenta que ya no hay paraderos en ni un punto entre chorrillos y el centro de lima? según el esquema de castañeda, los pasajeros van a ir directamente del sur hasta lima cercado, sin parar. ¿por qué? ¿para qué? ni idea, eso solo lo sabe castañeda.

según escribe claudia bielich, los paraderos serán internos, porque (cito): “Los buses que circulen por el COSAC tendrán las puertas al lado izquierdo, no al derecho como todos los buses a los que estamos acostumbrados. Entonces, los paraderos estarán al centro de la vía. Ya no serán dos, uno a cada lado, uno para ida y otro para vuelta. Ahora habrá uno al medio. Por esta razón es que han desaparecido los antiguos paraderos. Se van a construir nuevos, no te preocupes, ha sido parte del plan siempre.”

cambios en la vía expresa

y luego con las obras heredadas por ricardo belmont y el abandono de la costa verde, lima no es más (¿lo fue alguna vez?) una ciudad jardín y por el contrario es una ciudad carretera o ciudad autopista. una ciudad diseñada para ir en carro y no para caminar o ser peatón. (lo cual me lleva a recordar un viejo cuento de ray bradbury donde se prohibía caminar por las calles y los peatones eran personas de las que había que sospechar). que la costa verde sea actualmente una vía rápida y no el gran espacio público de la ciudad es mucho más que un indicador sobre la imagen de ciudad que se tiene desde la municipalidad de lima. ciudad carretera: ni siquiera tenemos playa, tenemos una autopista que le come metros a la orilla.

las carreteras en medio de la ciudad además no ayudan a la integración de la ciudad, dividen los distritos, no permite que lima se habite y más bien fuerza a la gente a vivir en sus casas o en un vehículo. lo que va a pasar en barranco con la vía rápida en la avenida bolognesi va a ser el mejor ejemplo: un distrito con una carretera por el medio. así, ¿quién querrá cruzar la autopista? lista la vía, muerto el pollo.

los espacios públicos no existen dentro del esquema de luis castañeda. lo que hizo con el parque de la reserva (ahora parque de las piletas) es la síntesis de lo que el alcalde entiende por espacio público: un parque de entretenimiento, cerrado, donde se cobre la entrada. la idea de un lugar en el que las personas jueguen, caminen, se sienten, se encuentren, no existe en la actual administración.

una ciudad a tajo abierto, cortada por autopistas y carreteras. sin espacios públicos. sin lugar para el peatón, para el encuentro ciudadano en lugares abiertos, gratuitos.

otro gran problema dentro de este modelo de lima, ciudad carretera, es el referente al cuidado del patrimonio cultural. las casonas caen, se construyen edificios ratoneras, los zaguanes, las calles no se cuidan y se dejan caer nomás. nos quedamos nos quedamos, como diría chabuca granda, sin esa lima de otra hora. en cambio, tenemos menos malecones, menos parques, menos calles.

y quedan todavía tres años más de castañeda.

ojalá lima resista.

más:
evaluación de la gestión de castañeda, por ciudad nuestra (virtú e fortuna)
la ciudad de la furia y el alcalde mudo (desde el tercer piso)
las tareas pendientes de la ciudad de lima (la república)
encuesta pucp sobre la ciudad de lima (blogiarquía)
lima en manos de un incapaz (casi un blog mk.II)

también viene: los problemas del conjunto habitacional la muralla

perútags: