fuente: ay, alfredo (útero de marita)

son los tiempos de los sentidos comunes y el sentido común actual (el pensamiento hegemónico, le dicen) es que si el estado no puede hacerlo, que mejor lo haga la empresa privada o los extranjeros. de ese modo, buena parte de nuestros archivos históricos se encuentran en manos privadas y es que bajo esa lógica casi toda la colección machu picchu se va a quedar en la universidad de yale por más de cien años. lo mismo para los museos (como sucede con el mac en barranco).

siguiendo con el sentido común, el estado peruano, reconociendo que no tiene plata para conservar y estudiar nuestro patrimonio arqueológico, buscó lanzar la llamada ley 29164, o ley de promoción del desarrollo sostenible de servicios turísticos en los bienes inmuebles, integrantes del patrimonio cultural de la nación.


carlos bruce, en su época de ministro

más simple es llamarla la ley bruce, por su promotor, el congresista carlos “chacho” bruce. en la expresión más grande de la inocencia (aunque en política no hay que ser inocentes, parafraseando a nuestro grandísimo presidente), bruce dijo:

–¿Tiene sentido para un empresario poner un hotel cinco estrellas o un restaurante cuatro tenedores en Kotosh? ¿No estarían pensando en sitios de mayor afluencia como Cusco? Ahí está el negocio.
–Bueno, en Kotosh hay un gran atractivo, lo que la empresa pagaría ahí serviría pues para remodelar las ruinas, iluminarlas

en estos tiempos nadie se puede oponer a la inversión privada. pero hay modos y modos. expulguemos un poco la ley.

1. el modelo de turismo (sobre la base de desarrollo sostenible) utilizado aquí es el de los hoteles y restaurantes cuatro y cinco estrellas/tenedores. es decir, casi siguiendo el modelo de la receta contra el perro del hortelano, se privilegia la gran inversión sobre la posibilidad de tener un turismo basado en la pequeña y mediana empresa. el nuevo latifundio sobre los pequeños dueños asociados. si eres un campesino y quieres tener un albergue con tus vecinos, fuiste.

2. ¿la nueva infraestructura turística afectará el patrimonio inmueble? según la ley, los nuevos hoteles y restaurantes estarán en una zona que el instituto nacional de cultura establezca. si no es en la zona restringida, debe ser en una zona aledaña, que (99% seguro) siempre tiene dueño. ¿entonces? se procederá a la compra, expropiación, etc. desarrollo sostenible, sí como no.

3. el tema de desarrollo sostenible es otro big issue en esta nueva ley. quizá existan ideas distintas de lo que significa para cada uno. aquí la idea de desarrollo sostenible se reduce a un negocio que da una suerte de canon turístico al inc, al ministerio de comercio exterior y turismo, al gobierno regional y al municipio local. si alguien habló de plan conjunto con escuelas y colegios locales, universidades, como parte de una idea mayor de desarrollo sostenible, aquí no hay.

4. el instituto nacional de cultura (uno de los dos actores principales dentro del funcionamiento de la ley, junto con el ministerio de comercio exterior y turismo) ha demostrado no tener mucha personalidad que digamos. es una institución que no inspira confianza y que durante el 2007 no ha sabido defender su fuero.

5. el estado no dice qué va a pasar con el resto de sitios arqueológicos que no atraigan la atención de la inversión privada. ¿hay alguna política para el estudio y conservación del patrimonio cultural de la nación?

ahora, miremos de nuevo la imagen al inicio del post…. ¿son los cusqueños unos bárbaros con flechas que se oponen al desarrollo -tal como quiere mostrarnos alfredo marcos de la república-?

más:
la gestión cultural en el 2007 (el blog del morsa)
la ley 29164
ay, alfredo (útero de marita)

perútags: