Cedo el micrófono a Augusto Ortiz de Zevallos, en una nota sobre el MAC, publicada en el diario barranquino El Molino (marzo del 2008):

“Hay un error grave de arquitectura en el museo. Le quitó a Barranco un espacio. Convirtió el parque en una ferretería, así no se hacen proyectos. En Barranco hay que conciliar el arte con el parque, es cierto, pero también es cierto que el proyecto del arquitecto Cooper desmantela el parque.

Cooper criticó el Parque de Lima, que fue un proyecto que se hizo como parque cultural para los vecinos y que la gente ahora siente como suyo, a pesar que está en un barrio duro, con pirañitas.

En Barranco el error del proyecto fue sobredimensionarse y menospreciar un mundo pintoresco, que no tenía gran calidad pero que tenía existencia. Evidentemente, la estrategia avasalladora fue equivocada.

Lo que habría que hacer en Barranco es reencontrar el arte con el lugar como se hace, por ejemplo, con las esculturas de Botero mezcladas con la ciudad de Medellín.

Ojalá que el museo tenga una salida porque tampoco le creo al alcalde (de Barranco) cuando dice que quiere recuperar los espacios públicos. Me da la impresión que allí hay afanes de otro tipo”.

By the way, algo que la gente del MAC no ha dicho nada es sobre la oferta del Presidente Regional del Callao, Alex Kouri.

También: Visiones Urbanas (Desde el tercer piso)

Perútags: