San Juan de Lurigancho también se vende


Fotos de la protesta en San Juan de Lurigancho (fuente: La Primera)

Lima, la ciudad carretera, se llena de autopistas y supermercados. Es la lógica de Castañeda, donde pensar de otra manera es pensar en pequeño, pensar como bodeguero. Se entiende que en su modelo de ciudad, los bodegueros y los transeuntes no existen. Solo ir a Metro, Totus, Eco, Wong, etc., y regresar en taxi a tu casa.

Una ciudad sin espacios públicos no forma entonces ciudadanos, sino pasajeros y compradores, es decir, consumidores.

Una noticia que está pasando piola entre todos (porque es San Juan de Lurigancho y no Barranco o Jesús María, porque no tiene tantos “vecinos ilustres” con acceso a medios, porque allí no hay protestas sino broncas y batallas campales) es la clausura del colegio Antenor Orrego, por problemas de seguridad. Eso fue en enero, y claro, se prometió solucionar el problema. Pasaron meses y nada de nada, todo quedó igual, sino peor. Los alumnos y padres de familia protestaron para que se abra el colegio (¿derecho a la educación alguien dijo?). Les cayeron con todo. Perú21 informa que hay 28 personas heridas. ¿Y por qué no se hizo nada para solucionar el problema? ¿Por qué se dejó en abandono el colegio? Porque como dice Carlos Meléndez, el jorobado de Notre Dame (cualquier parecido es pura coincidencia):

…para tomar posesión de una zona dentro del cerco del colegio que no ha sido construida y considerarla de propiedad del municipio (como dice en un cartel que se ha puesto a espaldas del colegio en la avenida Malecón Checa). ¿Para qué? Imagínense: para darle en concesión a Supermercados Totus (¿cualquier parecido con San Felipe es pura coincidencia?). Otro alcalde de Unidad Nacional buscando hacer negocios con las propiedades públicas… (ver post completo)

No me sorprendería que incluso una noche aparecieran serenos en el techo del colegio y lo tiraran abajo a punta de combazos (así se hizo con el Mercado de Barranco).

Barranco se vende. Jesús María se vende. San Juan de Lurigancho se vende. Y todo bajo la mirada atenta de Luis Castañeda.

¿Ahora se lo imaginan de presidente?

Más:

Campaña por el colegio Antenor Orrego (El jorobado de Notre Dame)

Perútags:

7 thoughts on “San Juan de Lurigancho también se vende

  1. Y no te olvides que se viene un vivanda en la esquina de centenario con san martin, justito al costado de la casa de martincito, por datos dados por los vecinos este proyecto esta aprobado desde el 06, osea martincito lo dejo todo listo, alguien dijo unidad nacional???????

  2. No sé mucho de próximos proyectos de privatización, pero sé que si la medida tomada por los residentes de la “resi” funcionó, entonces las esperanzas aún no están perdidas. No creo que haya que luchar contra todos y cada uno de los proyectos de construcción de espacios de consumo, pero sí debemos hacer respetar nuestros espacios públicos y promover sus bondades. He dicho.

  3. cuando castañeda el todopoderoso destruye la ciudad no pregunta entra… con maquinaria y desvios sin señales sin avisos solo pidiendo la comprension de lo vecinos es o no es unidad nacional de unos y que se mueran los demas total el y su familia viven en la molina que le importa si en una calle de poco trafico ponga todo el trafico de un distrito como sucede en barranco entre colina y san martin , don jorge del castillo dese una vueltita por su distrito y vea lo que sucede ……. la paciencia termina con idas y venidas al medico….y claro a castañeda no le interesa mucho el tiempo su tiempo es electorero,y tendra miles de respuestas para entregar la obra en el plazo fijado total el es dios ….y nosotros …..?????

  4. hey, yo conozco ese colegio!!!! hice entrevistas ahí una vez, todos estaban locazos…

  5. … . ..como iba diciendo. hay una paranoia que falsea todo: acurio, panelistas, emos, ovnis.

    el artículo completo de la salinas:

    Una famosa broma (o parte de ella) de Jimmy Kimmel es copiada por el programa “Enemigos íntimos”.

    ¿Pacheco es Matt Damon?

    Jimmy Kimmel Live es un programa de la televisión nocturna estadounidense que cada día gana más notoriedad. Es sabido que los late shows en EEUU tienen una gran audiencia, pero sobre todo tienen mucho ingenio, mucha originalidad y un extraordinario sentido del humor.

    En varias ediciones del 2006, el presentador, Jimmy Kimmel, aseguraba que Matt Damon estaba invitado (aunque en realidad no estaba programado) y al terminar el programa decía: “Lo siento Matt Damon, se nos acabó el tiempo”.

    En septiembre de ese año, sin embargo, el actor finalmente apareció en el escenario para una entrevista, pero luego de una larga introducción para presentarlo y cuando Matt se acababa de sentar, Jimmy le dijo: “Desafortunadamente, se nos acabó totalmente el tiempo. Lo siento”, y el programa, en efecto, se dio por terminado.

    Pues bien, allí no quedó la cosa, a modo de venganza, en enero de este año (después de casi dos años) apareció en el programa la comediante Sarah Silverman, novia y colaboradora de Kimmel diciendo que tenía que decirle algo, pero que mejor se lo decía cantando y soltó un divertidísimo video en el que ella cantaba “I’m fucking Matt Damon”, con la participación del actor que mostró una faceta que nadie conocía. Obviamente el video se hizo famoso en Internet, pero en febrero pasado Kimmel preparó su respuesta, asegurando que le daría donde más le iba a doler al actor, ¿su esposa? No, su video se tituló “I’m fucking Ben Affleck” con la participación del propio Affleck y de una cantidad increíble de celebridades como Josh Groban, Robin Williams, Macy Gray, Huey Lewis, Cameron Diaz, Brad Pitt y Harrison Ford, entre otros, emulando la grabación del recordado video “We are the World”. ¿El resultado? Más de 2 millones de reproducciones en YouTube.

    Pero ¿a qué viene todo esto? Pues resulta que desde que salió al aire “Enemigos íntimos”, todos los días anuncian que estará como invitado en el programa el ex congresista Gustavo Pacheco y al final dicen “Se nos acabó el tiempo…será mañana”. Si la intención es hacer una broma parecida a la de Kimmel, hay que decir que la comparación resultaría patética. ¡Por Dios ¿Pacheco en lugar de Matt Damon?! Y por otro lado, ahora que hay cable, Internet, youtube, etc., no se pueden estar plagiando alegremente las cosas. Un poquito más de creatividad, chicos. (Patricia Salinas)

    también saió esto:

    Televisión :::: Los testimonios apócrifos de Laura Bozzo y las quemaduras múltiples en señal abierta.

    Laura Bonzo

    Laura Bozzo alega haber sido timada por su equipo de producción y los falsos panelistas.

    Falsos panelistas que han sido engañados. Gente indignada que se ve a nivel nacional vía Canal 9, cuando se suponía que nada de esto debería llegar al Perú. Gente que ahora dispara contra Laura Bozzo con lo mejor que tiene: su histrionismo ramplón, su testimonio salpicado de lágrimas, auténticas o no.

    Mónica Cabrejos, conductora del bloque de espectáculos del noticiero Buenos Días Perú, asegura tener bajo la manga más testimonios fraguados. Más personajes que sólo esperan la transmisión de su caso para salir al aire a desmentirlo todo. Aspec (la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios) le ha enviado un comunicado a ATV, y asegura que ConcorTV –la entidad suscrita al Ministerio de Transportes y Comunicaciones– se pronunciará al respecto.

    Cecilia Zorrilla dice haber sido amenazada.

    Por su lado, la producción de El Francotirador ha descubierto un submundo de actores de la calle, libretistas de folletín y reclutadores que a la vez actúan. Subsisten de comisiones y conviven en un mismo ecosistema. Allí rige la meritocracia: S/. 30 soles más si se besan o si hay golpe. Si sales en cámara oculta, mejor. Como los actores barriales de Los Olvidados de Luis Buñuel –aunque sin saberlo– muestran el lado surrealista de la carencia. El mendigo, el tullido, el manolarga, el patán: la gente invisible para el Estado y la sociedad. Resultado: 8.3 míseros puntos de rating1.

    Pero claro: los panelistas no son actores, aunque Canal 9 coloque al inicio del programa una plaqueta que asegura que algunos de los testimonios son teatralizados. El actor tiende un pacto de verosimilitud con el público y levanta una cuarta pared. Este no es el gran teatro del mundo y el mundo no es un escenario. Mientras los otros olvidados –la gente que intenta vivir del teatro en este país- han de sorprenderse ante la inusitada sed de histrionismo del televidente local, la gran mayoría de peruanos no se asombra. Se repite como un mantra desde las primeras denuncias de 1999: no importa, pues todos saben que todo es falso. ¿No importan entonces los nueve casos presentados en El Francotirador, el destape de Cecilia Zorrilla y ‘Payasito’ en Canal 5, los videos ampayados en blogs y YouTube, o el nido de cuervos que describe Alexander ‘Pajarito’?

    Importan porque mañana algún fujimorista de panel insinuará que la videopolítica y la videoteca de Montesinos también eran una cantera teatral. Importan, por ejemplo, para Melina Ormeño, quien grabó para Laura en Acción teniendo seis meses de embarazo. El programa fue emitido dos días después de que diese a luz, y fue visto por su novio desde Venezuela. Ahora él no quiere firmar a su hijo, pues no sabe si es verdad que Melina está con otro hombre como salió en la tele. Otro caso de la vida real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *