Fuente de la foto: Washington Post

Como para seguir un viejo debate en la cholósfera sobre la sociedad del espectáculo, un comentario de Peter Sloterdijk sobre el terrorismo y los (nuevos y viejos) medios de comunicación, del 2004, post 11 de setiembre. Reproduzco un párrafo:

-¿Qué es para usted el terrorismo? ¿Cuál sería el camino para acabar con él, si es que se puede?
-El terrorismo es una forma de cultura del entretenimiento. Los terroristas son entretenedores armados, que interpretan nuestro sistema de medios de comunicación. Lo único que se podría hacer contra el terrorismo es ignorarlo. Piense usted por qué no lo podemos ignorar. La respuesta es porque el sistema mediático es un cómplice del terrorismo. El sistema mediático apoya la fascinación por el terrorismo. Esto se remonta ya a lo mágico; y a la atracción de que se hablaba en el Renacimiento, el «encantar» y «des-encantar» (zaubern y ent-zaubern, en alemán). Ya se lo plantearon entonces. Pero el sistema mediático no quiere una liberación. Organiza competiciones de fascinación. Los medios llaman a la policía, y en esa misma medida, recompensan a los terroristas. El alma no distingue el dinero, o el capital, no ha oído hablar de esas palabras. El medio de pago del alma es la atención.

Ahora, todos a la programación habitual de los miércoles.

Perútags: