La ciudad necesita hacer algo con su caca. La ciudad necesita plantas de tratamiento de aguas servidas. Una planta de este tipo cuesta más o menos 210 millones de dólares.

Hasta entonces, mejor arrojarla al mar.

El presidente regional del Callao, Alexander Kouri, anunció que desde este sábado se iniciará el empadronamiento de las familias que viven en los alrededores del colector del distrito de La Perla con el objetivo de que puedan recibir un bono de indemnización superior a los 100 soles para remediar de alguna manera el impacto del mencionado colector en la zona.

Además, Kouri explicó que la entrega de este bono estará acompañado de una atención integral a las familias y de un trabajo conjunto de la región, la Dirección de Salud del Callao y la empresa de Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (SEDAPAL), para mitigar el impacto de las aguas servidas. (fuente: Perú.com).

La población, los vecinos de La Perla, obviamente ha protestado.


Fuente: Noticia Local

Durante la manifestación, unos cien vecinos de La Perla rechazaron la medida y exigieron a las autoridades reunidas en el recinto de formación militar que reconsideren la apertura de la tubería ubicada en las costas de ese distrito chalaco. Los manifestantes portaban pancartas y banderolas alusivas a su protesta y mostraban mensajes escritos como: “No al colector”, “Sedapal abusivo”, “Queremos nuestro mar limpio”, entre otros. (fuente: Perú21).

Es decir, 100 soles a cambio de arrojar temporalmente la caca al mar. Nadie ha dicho nada sobre la inversión de la necesaria planta de tratamiento, solo que este colector será “temporal”, con toda la carga ambigua de ese término.

Y se abre de este modo otro frente de conflicto vecinal en Lima. Y Luis Castañeda, presidente de la Región de Lima Metropolitana, no asoma la nariz. Mejor, así nadie le dirá “Usted es el culpable“, y seguirá ganándose alguito.

Mientras tanto, la idea de un mar extenso no de uso público, sino como paisaje y como botadero también.

Actualización (15/04): El monto sube a 1000 soles como compensación. Se dice que para el 2010 estará lista la primera fase de la planta de tratamiento para la zona norte: “Sin variar su posición, como cuando se hablaba de una compensación de 100 nuevos soles para los afectados, Pedro López Barrios, alcalde de La Perla, rechazó el bono ofrecido por el gobierno regional y aseguró que en su distrito hay alrededor de 70 mil vecinos en situación de afectados. “La vida de ellos no tiene precio. El colector podría desatar epidemias en la zona”, agregó.” (fuente, perú21)

Más:
No saben qué hacer con aguas servidas (Blog de Manuel Bermúdez)
Pobladores del Callao realizan vigilia (Noticia Local)

Perútags: