Rector Izquierdo. Foto: La República

El Proyecto Coherencia pone a disposición de todos, la documentación referida a las negociaciones entre la Universidad de San Marcos y la Municipalidad de Lima Metropolitana. (visto primero en el blog de Martín Tanaka)

Se puede ver la documentación haciendo click aquí.

  1. Extracto del acta del Consejo Universitario, con fecha diciembre del 2006, donde se aprueba el expediente técnico del proyecto vial con el voto de 12 representantes estudiantiles.
  2. Resolución Rectoral que aprueba el expediente técnico del proyecto vial con fecha marzo del 2007.
  3. Convenio Marco entre la UNMSM y la MML sobre al proyecto vial, con fecha octubre del 2007.
  4. Convenio de sesión de las áreas verdes del Parque Universitario a favor de la UNMSM
  5. Acuerdo específico SAT-UNMSM en torno a la compensación de la deuda de la UNMSM por concepto de impuesto predial y arbitrios municipales.
  6. Acuerdo específico Gerencia de Desarrollo Urbano de la MML y la UNMSM que brindará a la universidad la posibilidad de obtener la habilitación urbana de la totalidad de su terreno.
  7. Resolución Rectoral del 5 de mayo del 2008 que ordena paralizar las obras dentro de la Ciudad Universitaria.
  8. Convenio de Cooperación Marco entre la MML y la Organización Internacional de Migraciones (OIM). Es importante señalar que la OIM es la entidad de cooperación técnica internacional responsable de la ejecución del proyecto vial.
  9. Contrato para la elaboración del Estudio Técnico del proyecto vial entre la OIM y el Consorcio Vial San Marcos, con fecha junio del 2005.

Además, en un informe publicado por La República el pasado domingo, Raúl Mendoza resume el problema en tres párrafos:

A medida que se ha ido conociendo el acuerdo con la Municipalidad de Lima, la indignación se ha desatado. Lo que firmó Izquierdo contemplaba como punto principal que el concejo limeño le ‘perdonaba’ el pago por impuesto predial hasta el 2006, pero este tema tiene una larga historia en San Marcos. Para muchos la deuda no debe pagarse porque la Ley Universitaria 23733, concordada con la Constitución de 1979, exoneraba del pago de tributos a las universidades públicas.

Esto cambió con la Constitución de 1993 y hace unos años el alcalde Luis Castañeda reclamó la deuda, incluso con la fuerza pública. El ex rector Manuel Burga enfrentó el problema durante su gestión y tiene una visión de primera mano: “En el 2004 y 2005 Castañeda procedió con los cobros coactivos y nos embargó cuentas corrientes y vehículos de la administración central. Todo esto nos obligó, igual que otras universidades públicas, a iniciar conversaciones, y con la ayuda del MEF comenzamos a pagar”.

De lo afirmado por Burga sale una primera conclusión: si la universidad había empezado a pagar con ayuda del MEF, ¿por qué no siguió haciéndolo con el mismo mecanismo? Otra pregunta queda suelta: si la universidad se atrasó en el pago de sus obligaciones tributarias por la existencia de un problema de apreciación jurídica, ¿puede la municipalidad cobrarse tomando los terrenos de la universidad? La deuda hasta el 2006 se acerca al millón de soles, según el SAT. Pagar en efectivo o no, y planteando nuevos plazos, era negociable. Izquierdo optó por lo más fácil: ceder terreno del campus. (Universidad Cercenada)

Todo se sabe en internet.

De lo que no han dicho ni pío es sobre el cambio de sede a Huaral.

Perútags: