Los Petroaudios

¿Qué es más importante? ¿Publicar los Petroaudios en los diarios? ¿Entregárselos al fiscal? ¿Qué hacer? Yo, la verdad, no lo tengo aún claro, y más bien, prefiero que opinen otros.

¿Hubo algo de malo o de objetable en la decisión de comprobar y verificar antes de publicar? ¿En proteger a las fuentes? Lo único de malo que hubo fue la fábula sobre el origen de la información, que es, si se quiere, un pecado venial. En cambio, la decisión de mantener la información en reserva mientras se la comprobaba, de proteger a las fuentes y de publicar, por parte de AméricaTV y Perú.21, fue correcta. Es lo que hubiera hecho cualquier buen editor o director ante un caso importantísimo de corrupción descubierta y comprobada.

¿Se iba a tirar la información al tacho de basura porque había sido obtenida por chuponeo? ¿No se la publicaba y se la entregaba al fiscal? Con ese criterio no existiría periodismo de investigación ni se hubieran publicado varias de las grandes revelaciones que han sacudido y adecentado sociedades, disminuido la corrupción y reforzado la democracia. (Del encabezamiento al descabezamiento, Gustavo Gorriti).

Uhm, en todo caso, la publicación de los audios (y la sucesiva aparición de nuevos correos y nuevos audios y nuevos faxes y nuevos audios ad nauseam) ha respondido más a una lógica comercial (la búsqueda de la primicia), que a levantar el velo que oculta “la verdad”. Es una zona gris. Zona gris que fue usada para aprovechar y sacar a Fernando Ampuero del Diario El Comercio, periodista que ocupaba la Dirección de la Unidad de Investigaciones y que no gozaba (se rumoreaba desde antes del escándalo de los Petroaudios) de la confianza del nuevo director.

En este tira y afloje sobre los petroaudios, la lucha contra la corrupción y el uso de material ilícito, no ha faltado alguien que por allí cite el antecedente de los “vladivideos”, como una prueba que se utilizó para bajarse al régimen fujimorista. Uhm. Otra zona gris. Sobre eso, Ricardo Uceda opinó, de modo más mesurado que Gorriti, y reconociendo el riesgo:

Cuando la prensa difunde material ilegal, de algún modo está haciendo una especie de pacto con el diablo. La pregunta es: ¿quién va a salir beneficiado? ¿Voy a estar trabajando para los intereses de quienes quieren que esto se difunda o es el ciudadano quien va a salir más beneficiado? Si creemos que el ciudadano va a salir más beneficiado, lo publicamos. No es una decisión fácil. No es una decisión perfecta. Pero es una decisión valiente. (Los audios han tenido un efecto profiláctico, Entrevista en Perú21)

Decisión imperfecta, donde el periodista debe asumir los posibles costos. ¿Qué posibles costos? La gente de Blawyer lo explica bien:

Sobre este hecho en particular, la periodista Rosa María Palacios comentó en su programa Prensa Libre de la necesidad de divulgar esta información, de esta forma se aseguraría la transparencia de los procesos judiciales y políticos que se están llevando a cabo. Como antecedente, Rosa María Palacios nos recordó que una medida similar se había tomado con los denominados Vladivideos. Además se nos señala que en caso las autoridades decidieran no publicar estos correos, los ciudadanos pueden respaldarse en la Ley de Transparencia y Acceso a la Información.

Creo que Rosa María Palacios no tiene la razón. Lamentablemente, el Perú no cuenta con un cuerpo normativo, doctrinario o jurisprudencial que haya modelado el artículo 2o, literal 10 de la Constitución. Sin embargo, lo poco que existe nos permite deducir claramente que el secreto de las telecomunicaciones y la confidencialidad de los datos personales sólo pueden ser vulnerados, con la intervención motivada de un Juez y en el marco de un procedimiento judicial en trámite. […]

En tal sentido, cuando decimos que las comunicaciones de Rómulo León Alegría no pueden ser divulgadas bajo ningún supuesto, no hacemos otra cosa que exigir el secreto de nuestras propias comunicaciones y la inviolabilidad de nuestros documentos privados. Es decir, es nuestro Derecho.” (Petrogate y privacidad, Blawyer)

Ciertamente, un tema delicado. Entre la imperfección y el riesgo periodístico (¿legal? ¿social? ¿el fin de la lucha contra la corrupción justifica los medios?). En todo caso, el debate está abierto.

Más:
¿De dónde salieron los audios? (uterodemarita.com)
El Comercio, el Petrogate y Hugo Guerra (desdeeltercerpiso.com)
Petrogate y privacidad (blawyer.org)
Del encabezamiento al descabezamiento (Gustavo Gorriti)
El (milagroso) disco duro de Rómulo León (elmorsa.com)

Perútags:

11 thoughts on “Los Petroaudios

  1. Desgraciadamente en un pais como el nuestro, si mantenemos todo en reserva hasta que el juez decida hacer publicas las pruebas, hace rato que se hubiera arreglado todo bajo la mesa.
    Tu sabes como se cambian jueces a diestra y siniestra para acomodar un resultado.
    El poder judicial no es confiable, tampoco la policia, por eso que en el Peru funciona mejor El Destape, el escandalo, El roche. Como te repito debemos reconocer que somos una republiqueta no una republica. Si tuvieramos un FBI, la cosa podria ser diferente.
    El dia que seamos una democracia donde se respeten los fueros exista una politica anti corrupcion, entonces podremos tratar de usar metodos civilizados.

  2. Creo que lo más importante en todo este asunto es saber quienes son los hombres del presidente.Yo tampoco la tengo muy clara de quien tiene o no la razón. Lo más probable es que no la tenga nadie, porque al final, la política es también eso, una repetición continua producto de un pequeño movimiento imperceptible. Una suerte de efecto mariposa en una cinta moebius, donde todo está conectado.

  3. Publicado por Don VERDADES en 22:10 0 comentarios
    Petroaudios 1
    ¿A qué juega la Comisión Investigadora del Congreso?
    El mandato recibido por la Comisión Abugattas es claro y exclusivo: la adjudicación de lotes al Consorcio Discover/Petroperu. ¿Qué hace entonces esta Comisión llamando a ex-ministros de Salud, de Justicia, del Interior?. Si en los papeles que están revisando encuentran algo que comprometa a estos ex-funcionarios, lo que corresponde es que corran traslado de sus hallazgos al Poder Judicial, pero no utilizar esos “hallazgos” para el figuretismo televisivo.

    Mientras tanto, las preguntas sosas, huecas, vacías, sin contenido, sin sentido, irracionales, que están haciendo los congresistas con el único propósito de no quedarse mudo ante cámaras, no están contribuyendo en nada con la investigación.

    INDICIOS ya hay y varios y su detección no es mérito de los padres de la patria, sino de los trascendidos periodísticos, veamos:

    1. Alberto Quimper era funcionario público y cometió el delito de Negociación Incompatible o Aprovechamiento Indebido del Cargo, tipificado en el artículo 399 del Código Penal. No importa si cobró o no cobró suma de dinero alguna. Basta que se haya interesado – siendo Director de PERUPETRO – en la adjudicación de lotes al consorcio Discover/Petroperu, para que haya incurrido en delito punible.

    2. Rómulo León ha cometido el delito de Tráfico de Influencias (C.P. Art. 400°). Los audios lo condenan.

    3. Miguel Celi ha cometido el delito de Cohecho Activo Genérico y Específico (C.P. Arts 397° y 398°), al haber reconocido que llamó al señor Carrillo de PERUPETRO en su condición de ingeniero para consultarle temas de su especialidad, cuando bien sabía que éste era presidente de la Comisión del Proceso de Selección 2008 de PERUPETRO.

    4. Luis Carrillo ha cometido el delito de Cohecho Pasivo Propio e Impropio (C.P. Arts 393° y 394°), al haber concurrido a las oficinas de PETROPERU a sabiendas que esta empresa estaba participando en el Proceso de Seleccion 2008 de PERUPETRO; aun cuando sea para prestar servicios de consultoría como “ingeniero reputado” que es (según palabras de Miguel Celi que condenan a Carrillo).

    Los indicios están a la vista y paciencia de todos. ¿Por qué no se ahonda en ellos?
    ¿Por qué siguen dando vueltas en otros temas?

    Alrededor de estos 4 personajes están, como satelites: Arias Schereiber (vinculado a Quimper y León); Callirgos (escudera legal de Carrillo); Luis Suárez (negligente calificador de socios de PETROPERU); entre otros. Lo que tiene que hacerse es INVESTIGAR todo lo actuado por cada uno de los 4 primeros personajes y los demás irán cayendo maduritos, ¿porque nadie puede pensar que actuaron solos no?

    Derroteros

    1. ¿Cómo es que DISCOVER había sido calificada para participar máximo en 3 lotes (sólo o en consorcio) y terminó participando en 7 lotes? ¿Quien aceptó esa participación?

    2. ¿Cómo es que se modificó el puntaje empresarial restringiendo los ingresos brutos sólo a operaciones relacionadas con la industria petrolera? ¿Quién introdujo esa modificación?

    3. ¿Cómo es que la calificación de TODAS las empresas postulantes la hacen Carrillo y Callirgos NADIE MAS?

    4. ¿Cual ha sido la participación de la OCI de PERUPETRO en el Proceso? (yo no vi nada?).

    5. ¿Además del Notario Scamarone, que otro notario dio FE del acto? ¿En qué otros contratos o procesos ha participado el “otro notario”?, ¿Cual de los 2 Notarios guardó en custodia los sobres con las ofertas?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *