Fuente: Daylife

Para ser estrictos, esta crisis (la de Alianza Lima, el club con más hinchas en el país) es más bien institucional y si bien por allí pueden hacerse sus conexiones con la gran gran crisis global (el papel y la internet lo aguantan todo), esto es algo que se viene arrastrando desde hace mucho: una forma feudal del manejo del deporte, los jugadores de fútbol como la última rueda del coche (con periodistas parásitos que viven de escándalos, algunos de ellos inflados o creados por los mismos periodistas), etc. Una situación que se vuelve insostenible, sobre todo cuando el equipo no gana.

El año pasado fue atroz, un desastre, que no llegó a más pero por poco. Ese rollo autocondescendiente de “así somos en Alianza, siempre sufrimos”, termina siendo una excusa para la impunidad, para el pésimo manejo, para el maltrato a sus trabajadores, y la falta de respeto al hincha. Recapitulemos (si alguien puede completar los vacíos, se agradecerá):

“Cuchi” Souza Ferreyra, presidente electo de Alianza Lima se fue y Carlos Franco asumió como presidente interino. Carlos Franco (directo responsable de la pésima campaña 2008) boicoteó la lista de Augusto Claux, la lista opositora. Claux replica y obligan a Franco a realizar otras elecciones. El miedo del descenso flexibilizó a Franco y abrió puertas para negociación, para armar un Comité Electoral recontra competente. A puertas de las elecciones, regresa “Cuchi” Souza para “ordenar” la casa y suspende indefinidamente las elecciones. Claux pitea, evidentemente y denuncia irregularidades. El Comité Electoral (conformado por Fernando Tuesta, Javier de Belaúnde y Arturo Durand) hasta ahora no tiene respuesta a sus consultas sobre su instalación. Una lástima.

Sí, y seguramente a fin de año dirán “pero si así es Alianza…”. Claro, cómo no.

Más:
A los socios e hinchas de Alianza Lima (Blog de Fernando Tuesta)
Blog ¿Cómo nos fue hoy? V2.0 (Noticias sobre Alianza Lima)

Perútags: