160408oscarmedrano2

Edmundo Camaná (también conocido como Celestino Ccente), sobreviviente de una masacre senderista en Lucanamarca (Fuente: Caretas, vía Perú Foto Libre)

De todas las masacres cometidas por Sendero Luminoso, la de Lucanamarca es la única que Abimael Guzmán reconoció como decisión suya y solamente suya. Recordemos:

“A fines del ’82 ingresan las Fuerzas Armadas formando mesnadas… Frente al uso de mesnadas y la acción militar reaccionaria respondimos con una acción: Lucanamarca, ni ellos ni nosotros la olvidamos, claro, porque ahí vieron una respuesta que no se imaginaron, ahí fueron aniquilados más de 80, eso es lo real… fue la propia Dirección Central la que planificó la acción y dispuso las cosas.” (Cita tomada de Pol Pot y Abimael Guzmán, Almas paralelas por César Lévano)

La Comisión de la Verdad y Reconciliación identificó 69 víctimas fatales en Lucanamarca, todas ellas asesinadas por un escuadrón senderista de la muerte con machetes, cuchillos y armas de fuego.

Uno de los sobrevivientes fue Edmundo Camaná, quien fuera, con los vendajes cubriendo sus heridas, fotografiado por Óscar Medrano, fotógrafo de Caretas. La historia de Camaná, como la otros tantos pueblos de la sierra peruana, fue de lucha y resistencia frente al terror impuesto por Sendero Luminoso.

lucanamarca-02

Edmundo Camana y Óscar Medrano, 25 años después de la masacre (Fuente: Revista Memoria, IDEHPUCP)

Lo alucinante de todo esto, es que el inefable congresista Edgar Núñez está poniendo en duda tanto la fotografía como sus heridas:

“El congresista Edgar Núñez dijo hoy que se habría producido una supuesta manipulación en el uso de algunas fotografías de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), que constituyen parte de una muestra gráfica sobre la violencia terrorista en las décadas de 1980 y 1990. Durante una sesión de la Comisión de Defensa, que preside el legislador aprista, dijo que la emblemática fotografía que muestra a un campesino con un pañuelo en la cabeza ocultando uno de los ojos, presuntamente no correspondería a una persona que sufrió la pérdida de un ojo. Para fundamentar su afirmación, mostró otra fotografía en la que se aprecia al mismo campesino, con la misma ropa, pero en la que se le ven los dos ojos, uno de los cuales,dijo, se encuentra prácticamente cerrado debido, según Núñez, a un proceso viral ocular.”(Fuente: Andina)

Mañana el congresista Núñez pondrá en duda el coche bomba de la calle Tarata, la muerte de María Elena Moyano, la de Pascuala Rosado. Abimael Guzmán lo agradece sentidamente.

Al final, si uno lo mira fríamente, los críticos al museo de la memoria y al trabajo que realizó la Comisión de la Verdad y Reconciliación, hacen un gran favor al poner estos temas al debate público.

Actualización I: TV-Ocram realiza una entrevista a Óscar Medrano, autor de la foto en cuestión.

Actualización II: TV-Cultura viene preparando un documental sobre Lucanamarca. Aquí el trailer:

Perútags: