Mañana es día de la mujer, y como dice la gente de La Mestiza, no hay mucho que celebrar. Solo citando información sobre violencia familiar:

De acuerdo a Endes Continua 2004, el 42% de mujeres alguna vez ha sido violentada físicamente por parte del esposo o compañero. En la sierra la cifra se eleva a 47%, en la selva a 46%, en el resto de la costa asciende a 38%, y en Lima Metropolitana la cifra es de 37%.

Las mujeres con primaria y secundaria se exponen más a situaciones de violencia física (44%). Las mujeres divorciadas, separadas o viudas se exponen más a la violencia (63%). La madre (31%) y el padre (24.9%) se convierten en las personas diferentes al cónyugue que ejercen violencia física contra las mujeres.

Solamente el 56.9% de mujeres que señalaron que su pareja consume alcohol reportaron algún tipo de violencia física alguna vez por sus parejas, cuando éstos se encontraban bajo los efectos de haber consumido licor o drogas o ambas cosas.

Apenas el 13.3% de mujeres violentas solicitó ayuda a una institución. Y el 38.3% a personas cercanas. Las mujeres que no solicitaron ayuda señalan que “no era necesario” (35.5%), por “vergüenza” (14.3%), porque “no sabe donde ir” (12.9%). (Fuente: Flora Tristán).

Ahora, sigan dándole premios a Magaly Medina o vayan a correr la carrera las chicas con Nike.

Más:
– Martín Tanaka comparte un texto de Elizabeth Jean Wood, sobre la violencia sexual en conflictos armados, analizando los casos en los que ocurre la “ausencia de delitos sexuales”. El tema es interesante porque lleva a la desnaturalización de la ecuación guerra = violaciones sexuales, y por ende, pensar que la violencia sexual es inevitable en casos de conflicto.

Perútags: