(No se ha encontrado la fuente original de la foto)

Gonzalo Gamio escribe ahora sobre el triunfo pírrico que significó que Alan García acepte la propuesta de Mario Vargas Llosa para la construcción del Museo de la Memoria. En medio de un contexto enrarecido por las declaraciones de García sobre los presidentes que quiere y no quiere, este triunfo debería preocupar más que contentar.

  1. ¿Qué memoria?. En efecto, la propuesta de la CVR en el Informe Final, proponía muchos niveles de responsabilidad, desde el penal hasta el político y social. En el penal, el principal responsable fue Sendero Luminoso y en el plano político y social, desde los sucesivos gobiernos hasta la sociedad civil, en general. La gran pregunta que cruza el Informe es cómo es posible que todo esto ocurriera en regímenes supuestamente democráticos, y de allí se habla (nuevamente) de la modernidad inconclusa, del estado ineficiente, etc.
  2. ¿Desde dónde?. En esas miles de responsabilidades compartidas, es siempre importante saber desde dónde se construye la memoria. Al tratar de responder la pregunta que nos lanzó la CVR, uno puede encontrar, por ejemplo, que la burguesía peruana en su conjunto, amparados moralmente por curas ultraconservadores de la iglesia católica, apoyó una propuesta abiertamente brutal y antidemocrática, y que terminó en uno de los gobiernos más corruptos de la historia(*). Entonces, un museo de la memoria (c0mo parte de un conjunto de acciones relevantes) debería también interrogar(-nos) sobre nuestro lugar en la construcción de la democracia. Que Vargas Llosa simultáneamente quede callado por la referencia a García sobre la campaña electoral del 90 y al mismo tiempo hable con García del museo de la memoria es francamente sintomático. ¿Dónde estaba la discusión sobre los liberales en el Perú? (**). Ajá.
  3. ¿Hacia dónde?. Como se discutió aquí y allá, lo que hemos estado viendo es un conjunto de iniciativas desde la reducida sociedad civil limeña, pero desconectadas (o desarticuladas) de cualquier base social. Esto no es de ahora tampoco, y a pesar de que han pasado más de cinco años del Informe Final de la CVR, poco es lo avanzado para cambiar esta situación. Las batallas por la memoria, como se ha documentado en otros países, son de largo aliento. En todo caso, pasa por dejar una lectura apolítica de la memoria, y entenderla también dentro de un conjunto de dinámicas y luchas que sobrepasan el campo de los derechos humanos. (Lectura que en cierto modo hace referencia al viejo Informe Vargas Llosa, donde el problema siempre es del otro, de los pobladores de la sierra).

Que Lourdes Flores, representante de una derecha que no existe, se pronuncie por el museo de la memoria (y por las desafortunadas frases de García) es, a estas alturas del partido, lo mismo que Javier Diez Canseco. Es decir, intrascendente. Los liberales peruanos tienen su propia manera de entender las cosas y salvo el modelo, todo es ilusión.

En fin, esto no va a terminar, y, quizá el aspecto positivo es la posibilidad de debatir todos estos temas.

(*) La gran lección de memoria en todo esto es que no importa la democracia ni las libertades políticas, sino, sobre todo las libertades económicas. Más peligrosas que las declaraciones de García, fueron los aplausos de los empresarios al fnal. Una investigación sobre el papel de los empresarios en el contexto de la violencia política esta todavía pendiente.

(**) En la discusión sobre el liberalismo en el Perú, las distintas personas que polemizaron, dejaron de lado cualquier entrada histórica sobre dicha corriente política en esta parte del mundo, como si el liberalismo fuera casi independiente a los propios procesos sociales. En el liberalismo latinoamericano la gran pregunta, planteada por François Xavier Guerra, es cómo este (el liberalismo) ve a la sociedad, o como un conjunto de ciudadanos, o como vecinos. En otras palabras, desde dónde se construye la imagen del ciudadano en la sociedad liberal latinoamericana. ¿Quién es el moderno, quién es el atávico? Problema aún irresuelto.

También:
Así murió Edmundo Camana (utero.pe)

Perútags: