Carlos Meléndez escribía hace poco sobre el ciudadano fujimorista, y varios preguntábamos por el perfil: ¿Quién es el ciudadano fujimorista, cómo se comporta? La última encuesta/barómetro de la Universidad de Lima arroja algunas luces para entender al futuro votante de Keiko Fujimori (hasta el momento) en la capital.

elciudadanofujimorista-01

elciudadanofujimorista-02

El desfase informativo entre los limeños de los NSE A, B y C con respecto a los D y E es abrumador. Se hace la comparación entre los que se encuentran “muy informados” e “informados” con respecto a quienes consideran que hubo un criterio de justicia en el proceso penal a Alberto Fujimori. El desfase se hace evidente cuando en los tres primeros niveles, los que consideran que fue un juicio justo (valga la redundancia) sobre pasan la mitad. Eso no ocurre en los dos últimos NSE.

No es nada casual que la confianza en la congresista y candidata presidencial Keiko Fujimori aumente justo en estos sectores. Aunque todo sería más certero de contar con la base de datos de la Universidad de Lima, es claro que quienes dijeron no sentirse informados confían en la candidata que planteó abiertamente que el juicio fue obra de la venganza. Por ende (y exagerando) no es un ciudadano sensible a la institucionalización. Meléndez planteó que el ciudadano fujimorista no “es necesariamente un individuo que no respeta los derechos humanos”. Claro, no necesariamente. Pero no cree en la posibilidad de justicia y más bien puede practicar la constante sospecha sobre las instituciones.

Hay también una responsabilidad fuerte de los medios masivos en todo esto. Finalmente, la desinformación, el uso desmedido de noticias policíacas y espectáculo, etc., ha contribuido en gran medida a este escenario. (Con la lógica, imagino, que los NSE D y E no consumen política y mejor ni intentarlo: Dar al gran público lo que este quiere).

Perútags: