Los enemigos de los libros

El desarrollo de nuevos y mejores Kindle ha motivado cierto debate sobre el futuro del libro. ¿Morirá? ¿Será desplazado por modernos equipos digitales? Añadiría la cuestión sobre la expansión y la difusión de la lectura en el Perú, donde (en los lugares donde ha llegado internet) las nuevas tecnologías han cumplido (en cierto modo) un papel mucho más eficiente que los programas y proyectos tipo Leer es estar adelante. Los jóvenes digitales leen y escriben mucho.

Dos entradas/lecturas/interpretaciones a este tema. La primera, desde el romanticismo, de César Hildebrandt, publicada ayer. Como siempre, recomiendo su lectura completa:

De libro, nada. Es un estuche helado que te venden con una biblioteca “clásica” incorporada: 1,500 libros que algún angloparlante trepador habrá considerado “imprescindibles”, pero donde no estarán los libros ermitaños que descubriste en una librería de viejo, los libros infames que compraste para enriquecer tu lado oscuro, las cartas de aquel inquisidor portugués, el diario de Gide, el mamotreto de Francisco Delicado, el Cinema de los Sentidos Puros, las elegías inventadas de Xavier Abril, la Historia de la Nada, de Givone.

O sea que te venden la biblioteca que no escogiste, del mismo modo que compraste la casa que no ideaste y de la misma manera que toleras la televisión que no imaginabas o el gobierno por el que no votaste.

¿Y a eso le llaman progreso? […]

Dicen que, en el futuro, 3,500 libros podrán caber en la memoria de uno de esos aparatos novedosos.

No lo dudo. Pienso que eso será perfecto para el minimalismo de lo que vendrá: departamentos estilo Tokio, colmenas-nichos, breves ataúdes surgidos de la falta de agua y la superpoblación. En ese mañana que ojalá no se cumpla sí será bueno que la biblioteca de un lector repose en la mesa de noche, junto al despertador. (Alabanza del libro, César Hildebrandt)

Otra entrada, más entusiasta, es la del integrado Umberto Eco, un viejo favorito mío. Recopilo extractos de una entrevista que fue publicada en La Stampa de Italia, y reproducida en El Comercio:

Los enemigos de los libros son “principalmente los hombres, que los queman, los censuran, los encierran en bibliotecas inaccesibles y condenan a muerte a quienes los han escrito. Y no, como se cree, Internet u otras diabluras”, afirma el literato en una entrevista que publica hoy el diario turinés “La Stampa”.

“Internet enseña a los jóvenes a leer, y sirve para vender un montón de libros”, añade.

Eco (Alessandria, 1932), Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en el 2000, apuesta por una estrecha colaboración de las nuevas tecnologías con la literatura y defiende la existencia del libro electrónico, conocido como “e-book”, como forma de soporte de textos.

“Si a su manera el libro electrónico resulta legible, se puede hojear fácilmente, es manejable, capaz de ser leído aunque no se tenga la batería totalmente cargada y, sobre todo, si ésta es duradera, se podrá hablar” del “e-book” como una alternativa, comenta Eco.

“Aún (no he usado ninguno) -continúa-, pero si, por cualquier trabajo, tuviera que transportar diez mil páginas de documentos, lo usaría con mucha satisfacción. Para leer una novela no lo sé. Para mí es importante mojarme el dedo para girar la página”.

El escritor italiano asegura que el libro electrónico puede atraer nuevos lectores, de hecho, comenta que ha sabido de un “hacker” informático que comenzó a leer el “Quijote” de Miguel de Cervantes gracias a este soporte digital.

Según Eco, Internet es la “madre de todas las bibliotecas”, aunque ofrece dos principales diferencias con respecto a los tradicionales lugares de conservación de libros.

“Primero, los libros de una biblioteca muestran, a través del nombre del editor, su grado de credibilidad, y los sitios de Internet sin embargo no”, explica el escritor.

“Segundo -añade-, Internet ofrece también colecciones completas de grandes obras, pero sólo en traducciones libres de derechos (de autor) y no en la más reciente edición crítica. Por eso no va bien para muchas investigaciones de tipo filológico”. (Umberto Eco cree que…, El Comercio)

Este tema debería ser parte de muchas discusiones para los educadores y promotores de lectura.

También:

Iván Thays quiere su Kindle (Notas Moleskine)

Perútags:

17 thoughts on “Los enemigos de los libros

  1. Droper, por favor amplía para el pueblo ignoto. En todo caso, siempre está la buena wikipedia:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Ludismo

    “El movimiento ludista tuvo una vida relativamente corta. Pronto muchos de los dirigentes obreros comprendieron que no eran las máquinas sino los empresarios sus enemigos. Gran Bretaña conoció cuatro grandes oleadas ludistas entre 1811 y 1816 y posteriormente el movimiento se extendió por toda Europa (en España son conocidos los hechos de Alcoy, en 1820).

    El movimiento se oponía a toda clase de tecnología, que según su vertiente ideológica, hace que el hombre pierda su capacidad laboral y por ende creativa, para servirse de manera esclavista de las formas de tecnología, que hacen más productivo el trabajo en términos de rapidez y no del capital humano. El maquinismo supuso muy pronto el deterioro de las condiciones laborales de los obreros y, al principio, dejó a muchos sin trabajo. Por ello, en las primeras décadas del siglo se produjeron muchos levantamientos de obreros y campesinos que protestaban contra la introducción de las máquinas y la generalización del sistema fabril.”

    Saludos

  2. La última columna de Alonso Cueto tambien habla sobre el Kindle. Está a favor, pero resignado.

    Ahora, habría que diferenciar entre la “lectura” y el soporte de la escritura. Cuando dices que los jovenes digitales leen y escriben mucho, es obvio -por el éxito del Twitter y el Facebook- que lo que más se lee y escribe son frases, oraciones y parrafos (en ingentes cantidades, eso si), pero no textos extensos que requieran cierto nivel de atención. Es alucinante ver cómo hasta en Twitter a la gente le cuesta leer TODOS los 140 c. Tambien es sintomatico comprobar que los usuarios son reacios a leer links. De ahi el exito de los rebotadores.

    Leer es una herramienta, una habilidad, y es necesario ser hábil en muchos tipos de lectura y segun sean las necesidades. La pregunta entonces sería, ¿en qué tipo de lectura se debe entrenar a los chicos en el colegio? Mi impresion es -según he comprobado por experiencia muy cercana- que las compus y los niños se llevan muy bien en el inicio de la vida de lector. Acercarse luego a textos de mayor complejidad hasta libros completos es el reto. A mí me descorazona conocer gente universitaria que no lee, que le cuesta, que le parece aburrido. Esas personas no leen porque creen que todos los libros son iguales. Es increíble.

    Entonces hay que ver la lectura como una herramienta y no como un fin. Ser “lector” no es un mérito en sí mismo. El mérito está en saber qué leer y cómo leer. Un primer paso podría ser olvidarse de leer tanta literatura -que son textos muy sofisticados y complejos- en favor de ensayos, de textos donde se presenten ideas y se las pueda discutir. Esto último va de la mano de otra habilidad que en el entrenamiento escolar no existe: debatir oralmente, hacer claras las ideas, saber escuchar al otro o ponerse en el lugar del otro. Segun han sido los debates en la blogosfera vemos que a muchos les cuesta. No pueden hilvanar dos ideas sin contradecirse.

    En fin. Para mí las ventajas de un libro electronico “ideal” son muchas pero las reduciria a tres (mas alla del ahorro en papel): capacidad de hacer búsquedas; capacidad de hacer fichas y anotaciones sin restriccion de espacio y con ahorro de tiempo, y la posibilidad de pesonalizar el formato del texto en la medida de lo posible (font y tamaño).

    Lo de Hildebrandt no lo entiendo. Es más bien una alabanza al fetichismo.

    saludos

  3. Aún estimado Luis:

    Los jóvenes leen más que antes (en todo caso, haría la salvedad: hablo de jóvenes que he visto en mis trabajos de campo, en zonas donde habituálmente no leen, zonas marginales, rurales, periurbanas). Producen información, intercambian información, intepretan, etc. Es un universo nuevo que hay que explorar.

    ¿Ensayos en vez de literatura? No estoy tan de acuerdo. ¿Ensayística latinoamericana? ¿Francesa? ¿O mejor explorar las propias literacidades, generar nuevas, navegar por la literacidad digital de la búsqueda? No lo sé. De acuerdo con que las lecturas (no hay una sola) son herramientas. El tema es cómo ir desarrollando distintas capacidades para manejar distintas tecnologías.

    Saludos contradictorios.

  4. Roberto: con ensayos me refiero a textos que privilegien la exposicion y argumentacion de ideas. Aunque yo haya salido de literatura, admiro mucho más (pero mucho más) a los ensayistas o a los críticos de la cultura que a los escritores de literatura.

    No estoy diciendo que se elimine la literatura, pero en el Perú se ha santificado mucho al lector de literatura. Como en la nutricion, la lectura requiere una dieta. Si solo lees novelas estás fregado.

    “Producir, intercambiar, interpretar”. Bacan, pero todas las personas hacen eso en su vida! Y si no hay tecnologia disponible lo hacen oralmente (recuerda tus “cafés” o el papel del “rumor” en las sociedades). El punto no es ese, mi siempre estimado Morsa: el punto es la calidad de la información y la calidad de la interpretación. En Lima hay lectores voraces pero de qué: el chino, trome, etc. ¿Has chequeado el Twitter de Peru21? Está simplemente produciendo lectores de titulares de kiosko digital. ¿Te parece un “nuevo” territorio? Lo dudo.

    Largo tema y fascinante por supuesto.

    saludos coherentes

  5. Luis:

    De acuerdo con que debería estimularse la exposición y la argumentación. Eso lo da (a mi parecer) mucho más que la lectura de ensayos, la enseñanza de la práctica científica puede aportar mucho más a ese objetivo que otra cosa. Así, es lamentable que se hayan reducido de 6 a 3 horas la enseñanza de ciencias en los colegios (como fue lamentable escuchar el 2000 a un futuro ministro de educación, que se eliminen los cursos de matemáticas en la Facultad de Ciencias Sociales de San Marcos, porque “lo que enseñan no se aplica”).

    A mi Twitter no me parece un nuevo territorio en sí mismo, pero sí parte de una serie de cambios mayores. A Twitter lo considero el hype del momento, que ha complicado mucho a los blogs y bloggers que andaban ganando plata con sus posts y sus adsense. En algún momento será insostenible y tendrá que mutar.

    Es un tema recontra interesante.

    Saludos postmodernos.

  6. Bueno como profesor que esta completamente metido en lo que es el mundo del internet (paso mas de 7 horas diarias en internet)opino que el libro no va a desaperecer, pero si va a disminuir su produccion…En cambio los escritores van a aumentar, En estos ultimos años se puede ver claramente como miles de personas a traves de sus blogsy paginas personales han superado a mas de 100 años de escritura tradicional “Libros, Folletos, Ensayos, en fin…” Esta situacion es un poco alarmante pero es para mejora…

    Los invito a que se unan a mi red social PESCANDO AMORES

  7. Buen punto, el libro como fetichismo, no como fuente de información.

    ¿Cual es la diferencia entre un pdf y un texto?, muchas, y todas a favor del pdf. Desde portabilidad (puedo llevar mil en el espacio que llevo un solo libro) hasta ser más verde, pasando por su potencial de difusión y modificación.

    ¿Un libro común y corriente como lo escribo de manera colaborativa?

    Si Gutenberg viviera, se identificaria con el Kindle y Hildebrandt sería uno de esos odiosos caligrafos que buscaban prohibir el uso de la imprenta.

  8. ¿Que tan verdes son estas nuevas tecnologías? ¿Alguien sería tan amable de abundar sobre el particular? ¿Que hay de la denominada basura electrónica?

  9. Sobre el kindle, aca un estudio sobre su posible aceptabilidad entre iternautas: http://www.tcanalysis.com/2009/04/21/informe-ebooks/ Abogo también por los ensayos, poder comprender ideas, discutirlas. La argumentación, la claridad expositiva, la coherencia no la da precisamente la matemática. Aunque ella sí ayuda a la abstracción. En todo caso no la matemática que se imparte en los colegios. Y la lógica podría fungir un papel más adecuado.
    Quizá la literatura halle lugar en la formación de la empatía y el entrenamiento moral.
    El fetichismo no sirve para la discusión, es un punto cerrado. Y yo lo tengo.
    El Twitter es un hype, sí, está inflado pero no tiene retención. Y la lectura de 140 caracteres no sé cómo podría ser un terreno fructífero. No sin ser más bien un linkeo a algo más. Y no si se quiere un buen nivel de argumentación. ¿Los jóvenes leen más? La proporción no se ha incrementado, quizá hay acceso a gente que antes no la tenía. Eso no quiere decir estrictamente que internet y sus recursos aumenten el número de lectores. Incluso muchos prefieren ver un video (andar en youtube) antes de leerse un texto de menos de 1000 palabras. Ya ni hablar de libros enteros, que podría ser la meta.
    Creo pues que los nuevos lectores (internautas) serían, en proporción, los mismos que los lectores tradicionales.

  10. Un kindle, u otro ingenio que haga sus veces, es lo que el Ministerio de Educación necesitaba para revolucionar la educacion en este país y no esa minilaptop (notebook avant la letter) que se adoptó con demasiada rapidez, sin preparación ni infraestructura previa, y que tanto alumnos como profesores acabarán entendiendo como un juguete (su uso recreativo subsumirá al docente, que duda cabe).

    Un solo kindle por alumno y para todo su período escolar, reemplazará toneladas de textos escolares generándose un ahorro gigantesco en el presupuesto del sector. El kindle no requiere de preparación previa pues reemplaza un instrumento tradicional (el libro de texto) y su uso es intuitivo, no se va a usar para chatear, twittear, ni entrar a cholotube a ver pornos como la notebook.

    Reconociéndome tan fetichista como el que más(mi depa no es “una biblioteca con baño” como Hildebrandt sino una biblioteca con water pues hasta el baño contiene libros ya no “de cabecera” sino “de asentadera”), yo sí adquiriría corriendo un kindle si existiesen contenidos atractivos. Me arriesgaría a leer en francés con la ayuda del diccionario bilingüe incorporado, nunca más se me perdería la página porque me quedé dormido, y sobretodo nunca más me quedaría sin lectura porque calculé mal la extensión del libro y acabé antes de lo previsto.

    El por qué un aparatito tan funcional carece de contenidos y no despega en el mercado se debe una vez más al vicio de tantos en este blog, sin excluir al propio Morsa, que no es sino la piratería. Hasta ahora los editores temen digitalizar sus obras porque de hacerlo iluminados internautas aplicarán sobre éstas los teoremas del “bytes son bytes, piña cuñao”, la cultura pertenece a la humanidad (la cultura creada y costeada por otros se entiende), “quiero pagarte pero no puedo” (esa es muy buena no? es de Hernán Casciari), que los escritores se dediquen a dar lecturas públicas para sobrevivir porque se acabó su modelo de negocio, y el largo etcétera de quienes están dispuestos a compartir todo en la red (excepto lo que les pertenece o les ha costado algo por supuesto, porque serán comunistas pero no cojudos).

    Habrá que esperar pues la solución del recurrente tema de los derechos autorales para que las editoriales dejen de subcontratar imprentas, o mejor aún, para que cada autor “sea” su propia editorial y pueda lanzar sus libros simultáneamente a escala mundial y nosotros recibirlo desde donde sea que estemos y retribuirlo directa y pecuniariamente mejor que nunca.

    Pero esto es sólo una hermosa posibilidad futura, por el momento claramente los escritores no están dispuestos a trabajar por nada.

  11. Yo tengo algunas ideas. Por ejemplo, que muchas de las publicaciones académicas en el Perú (donde la publicación está costeada de antemano desde la investigación, bajo el rubro de incidencia), sean copyleft. Pero bueno, implica un trabajo con las ONGs y universidades. Saludos.

  12. Errata cibernética: es “avant la l.e.t.t.r.e” y no “avant la letter”, eso pasa cuando un corrector virtual y anglófilo cree que puede reemplazar a un ser humano.

  13. desde mi perspectiva he de decir que en realidad un aparato para leer libros es muy util porque puede ayudar a ahorrar la tala de arboles, muy a pesar de que no hay nada como la experiencia de agarrar un libro. sin embargo estoy en contra de un kindle por su costo elevado comparado contra una netbook, claro que el kindle tiene mejor aguante de bateria por razones que sería ocioso enumerar, el hecho es que lo que yo esperaré es una tecnologia intermedia, pueden leer un poco más sobre esto en mi post:

    http://darkclaw.lamula.pe/2009/05/08/amazon-kindle-dx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *