Qué alegría ver a Messi celebrar ese segundo gol de cabeza (sí, la pulga Messi derrotando por el juego aéreo al portero del Manchester). Qué alegría ver al Barcelona redondear esa trilogía de campeonatos (Liga-Copa-Champions). Qué alegría.

(Qué tristeza no haber visto el partido en vivo, pero qué alegría ver los goles una y otra vez en Youtube)

Perútags: