Algo sé del trabajo de Amnistía Internacional, sé del cuidado especial que le ponen a cualquier exposición pública, sé que existen voceros especiales para dar a conocer la posición oficial de Amnistía. Lo he visto porque me tocó acompañar un evento de AI en Huaral, y un periodista local le preguntó a uno de los participantes su posición con respecto a los sucesos en Bagua, y él respondió, muy cortesmente “mira, yo no puedo dar opiniones, porque para eso existen voceros”. Punto.

Entonces, aparece esta nota de Andina, que ha dado la vuelta por varios medios de Perú y alrededores.

Un integrante de Amnistía internacional (AI) España expresó a la embajada peruana en ese país sus disculpas por la información incompleta con la que elaboró un pronunciamiento sobre los trágicos sucesos de Bagua (Amazonas).

Se trata de Antonio Herranz Caro quien en una misiva al embajador de Perú en Madrid, José Luis Pérez, reconoce que desconocía los hechos exactos de lo ocurrido en el conflicto suscitado en la amazonía peruana, por lo que “solo resta disculparme”. (Fuente: Radio Nacional)

Por estos días, además, Amnistía Internacional, a través de su investigadora para temas peruanos, Nuria García, había presentado un informe sobre los terribles índices de mortalidad materna, donde de cada 10,000 partos habrían cerca de 200 madres que fallecen. Esto se debería a las pésimas condiciones de la atención de salud en zonas rurales.

Bueno, Amnistía Internacional también se pronunció por los sucesos de Bagua (lo sigo llamando masacre, porque así una investigación independiente determine que han sido solo 10 ciudadanos y 21 policías fallecidos, la magnitud sigue siendo enorme y escandalosa). Reproduzco algunas líneas y los que quieran, lean la nota oficial completa, y digan si encuentran “perdón”, “disculpas”, o algo así.

Clashes between the police and the protestors resulted in at least nine Indigenous people and 24 police officers being killed and at least 200 injured, including 31 police officers. The number of protestors killed is feared to be higher.

Amnesty International has received reports of excessive use of force by police, as well as cases of police officers being abducted and killed by members of Indigenous communities.

According to the Office of the Ombudsperson, 79 people are in police and army custody. However, it is not clear how they are being treated, what they have been charged with, and whether they have access to medical care or legal assistance.

So far, the government has given no details of those injured or detained. (Peru: Fear for safety of demonstrators in custody. Una nota similar se encuentra en castellano)

En resumen, AI está preocupada por la situación legal y física de los detenidos, porque el gobierno no ha dado mayores detalles. Y además, teme que el número de muertos pueda ser mayor.

Además, el embajador de Perú en España es Jaime Cáceres Sayán, ex presidente de la CONFIEP.

En fin, hoy juramenta Javier Velásquez Quesquén como Primer Ministro, salvo sorpresas de último minuto.

Más:
Informe de avances de las mesas de diálogo para la Amazonía (vía Virtù e Fortuna)
Todo sobre la  masacre en Bagua (elmorsa.pe)

Perútags: