carta alas peruanas

Lo de Barranco es de nunca acabar. Primero, le quitan un viejo parque tradicional, construido con plata de los vecinos, para un museo de arte contemporáneo que se termina hoy, mañana y nunca. Luego, le quitan las playas, el mercado, los acantilados, el Estadio Gálvez Chipoco, etc. Barranco se vuelve un distrito que irónicamente se vende como tradicional y viejo barrio bohemio, pero no es sino un lugar donde todo está en venta, y todo se demuele para construir edificios que rompe el patrimonio paisajístico y arquitectónico.

La Universidad Alas Peruanas entró a tomar por asalto el viejo local del colegio San Julián y de inmediato buscó tumbarse la casona ubicada en la av. Saenz Peña, y “protegida” por el Instituto Nacional de Cultura (protegida, siempre es un decir en el Perú).

alas peruanas 02

Colegio San Julián, 1998. Fuente: Página no oficial del Colegio San Julián

En efecto, la Universidad Alas Peruanas (propiedad de un grupo de militares retirados), compró el local del colegio San Julián, y en vez de buscar adaptar la vieja casona (a la derecha en la foto), se mandó con todo contra el edificio.

alas peruanas 03

Antiguo colegio San Julián, después de Alas Peruanas. Fuente: La República

Ahora, la Universidad Alas Peruanas busca (con apoyo de la Municipalidad Distrital de Barranco), construir un centro de salud (para las prácticas de sus alumnos) en el viejo estadio Unión del distrito.

alas peruanas 01

Claro, Alas Peruanas prefiere un terreno como el de las canchas, que poner en valor (lo más adecuado) una de las tantas casonas existentes en Barranco. La modernidad viene con aplanadora.

Lo que muchos desconocen, es de la vieja tradición de futbolistas en el distrito. Gerardo Álvarez, historiador, recogió parte de esa tradición con su tesis “La difusión del fútbol en Lima” (disponible en PDF en la UNMSM). Recojo algunos párrafos sobre la fundación de la primera liga de fútbol del país:

futbol barranco

(Más información sobre esa primera liga, en el blog del Círculo de Periodistas Deportivos del Perú).

Hay pues, una tradición pelotera, futbolera en Barranco, que tiene en sus últimos íconos a los Zegarra, Quinteros, entre otras familias de deportistas.

En fin, en vez de poner en valor la cancha (donde se juega además el torneo de la Liga Distrital), mejor es seguir vendiendo todo. Así que hoy a las 7 pm, en el local de la Asociación Mutualista de Técnicos y Suboficiales de la FAP (Saenz Peña, 261) el alcalde Mezarina intentará presentar un proyecto que ni siquiera existe en la web de la Municipalidad.

Más:
Sigue la corrupción (Juan Sheput, Mate Pastor)
Barranco y el espacio público (Presentación)

Perútags: