viernes digital 007

Armando Massé mashups Boogie el aceitoso. Fuente: Aquí

Hace semanas que hablamos sobre el sobreimpuesto (“compensación a la copia privada le llaman”) que se busca imponer a los dispositivos de almacenamiento (en realidad comenzó con el post sobre la “ofensiva antipirata”). Veamos lo que dice el presidente ejecutivo de APDAYC, Armando Massé:

Los millones de celulares y ordenadores de cómputo que hay en el Perú son capaces de grabar y reproducir diferentes obras de propiedad intelectual que generan derechos y que son puestos para el disfrute de la sociedad, previa adquisición de estos aparatos electrónicos y telefónicos que tendrían un mínimo valor si no tuviesen el contenido de propiedad intelectual que es lo que finalmente a la gente le interesa. […]

Pues bien, el pago de la Copia Privada es la compensación mínima y básica que la industria está obligada a pagar a los creadores de toda esta propiedad intelectual y no pretender beneficiarse de la explotación de estos derechos que incluyen en sus servicios… (No hay peor ciego, Armando Massé)

Ojo. “Compensación mínima y básica”. Lo que significa que APDAYC nos va a robar de antemano por equipos cuyo fin no se ha dispuesto aún. Si el pago significara que luego de realizarlo, yo puedo hacer las copias digitales que me vengan en gana, quién sabe, yo estaría de acuerdo. Por qué no. Un único pago por el disco duro de 1 terabyte para compensar a los creadores de toda esa propiedad intelectual y a bajar música y películas feliz.

En todo caso, la gente de Blawyer.org (abogados/bloggers) explicó los posibles efectos de este pago impositivo. Leamos:

Primero, altera los mercados de los de los dispositivos y soportes afectados, generando como efecto inmediato, una elevación de los precios que afecta negativamente a los fabricantes e importadores por la previsible reducción de la demanda. Recordemos que un aumento en el precio de un bien genera una caída en la cantidad demandada.

Segundo, parecería que Massé cree que la compensación sólo repercute en la industria que fabrica o distribuye estos equipos. Olvida que la teoría económica nos dice que es irrelevante que la compensación recaiga formalmente sobre los fabricantes, importadores o consumidores. La carga se repartirá entre todos, con unas proporciones que dependen de la elasticidad de la oferta y la demanda. Este fenómeno se conoce como teoría de la imposición.

Tercero, Los sistemas fiscales modernos tratan de evitar el problema de la doble imposición. Es decir, que un mismo hecho imponible esté gravado más de una vez. En este caso, ante un mismo hecho, como podría ser realizar una copia privada de un CD original que ya pagó compensación por copia privada al importarse el soporte, también estarían sujetos a dicho pago el soporte que servirá para grabar la copia y también los dispositivos utilizados para escuchar o ver dicha copia. (Compensación por copia privada y eficiencia económica, Blawyer.org)

Ocram Sifuentes, en su columna de Perú21, tomó estos puntos de partida para criticar a Massé y su propuesta, y más bien, levantando la figura del copyleft, esta iniciativa de Lawrence Lessig que no promueve la piratería masiva (como sostiene antojadizamente Massé), sino, por el contrario, que los autores decidan qué va a pasar luego con sus obras. Es decir, si los autores deciden que sus obras sean de dominio público, perfecto.

Si los autores quieren que sea usada solo para fines educativos, lo máximo. Etc. Es, contrario a lo que se piensa, una iniciativa anti-pirata porque Lessig no quiere obligar a todos a pasarse a su propuesta. Si alguien quiere seguir siendo pro-copyright, está en su derecho, dice Lessig.

La respuesta de Massé es manipuladora y amenazante. Manipuladora, porque no entra a discutir la idea del copyleft (lo llama “bluff”, sin mayor argumento) y amenazante porque termina de la siguiente manera:

Y dígale a su amigo Yog que efectivamente nunca he pirateado una canción por Internet… ¿y usted? (Un Marco sin fuentes, Armando Massé)

(Dicho sea de paso, Armando Massé no es Presidente de APDAYC. Su cargo es Presidente… Ejecutivo).

De hecho, esto recién comienza y no me sorprendería ver a Massé tratando de aplicar el arresto ciudadano en Polvos Azules. (Claro, y luego siendo desalojado por la policía).

También:
Massé contra el mundo (Camara de Gas)
¿Derecho a la propiedad privada o la cultura? (Casi un blog)
Y nadie nos quitará lo pirateado (Mil demonios)
Derechos de autor: ¿fotocopiar o no fotocopiar? (elmorsa.pe)
Armando se Massera (Cholorock)
Los dinosaurios no quieren desaparecer (Invazor C)

Actualización: Marco Sifuentes responde con ¿Quién le teme a APDAYC?. Rescato un párrafo de actualidad: “De hecho, uno de los mejores amigos de Alan García, Ricardo Ghibelini -flamente jefe de IRTP- ha decidido eliminar los noticieros de Radio Nacional para que la radio que pagamos con nuestros impuestos sea tomada por Apdayc.”

Perútags: