media asta

“De 1821 a 1971 son 150 años desde que el Perú rompió los lazos políticos que lo ligaron a la metrópoli española. Pero esta ruptura política, conseguida por la decidida y eficaz intervención de los ejercitos del Sur (San Martín) y del Norte (Bolívar) no significó en manera alguna la quiebra del ordenamiento económico y social de carácter colonial que continuó vigente hasta el ocaso del siglo XIX. Por el contrario, la persistencia de esta situación colonial facilitó y más tarde consolidó la nueva orientación de la economía peruana, cuando ella ingresó en el espacio dominado por Inglaterra. La Independencia política de España dejó, pues, intactos los fundamentos mismos de la sociedad peruana, que se habían desarrollado y cristalizado a lo largo de 300 años de vida colonial. En el contexto internacional la Independencia dela metrópoli española aceleró un proceso que había comenzado desde la segunda mitad del siglo XVIII: la dominación efectiva de Inglaterra, la nueva potencia del mundo.” Heraclio Bonilla y Karen Spalding. La Independencia en el Perú: las palabras y los hechos (1972).

Se acerca el 28 de julio, y no está de más releer algunos textos clásicos. El de Bonilla y Spalding, sobre la independencia, escrito además en el contexto del sesquicentenario aniversario de la república, fue un crack, un rayo en el cielo. Se recomienda su lectura, ya que el texto, junto con los de Chaunu, Donghi, Vilar y Hobsbawm, son realmente imprescindibles. Digo, para ser algo aguafiestas.

También, reflexiones de Jorge Volpi sobre Bolívar y su sueño latinoamericano:

“Slavoj ŽZizek ha repetido que los verdaderos actos políticos son aquellos que permiten pensar lo impensable. Quizás la única manera de llevar a cabo el sueño de Bolívar sea dejando de lado a América Latina. Al acercarse a Estados Unidos -con una población hispana cada vez más relevante- y Canadá, México ya no pertenece a la región, mientras que en el sur resulta cada vez más claro que su centro neurálgico recaerá en Brasil. Ello supondría que, al cabo de unas cuantas décadas, acaso podamos imaginar dos regiones más o menos cohesionadas, Norte y Suramérica, con Centroamérica y el Caribe como puentes”. (La pesadilla de Bolívar, Jorge Volpi)

(El motivo de la bandera a media asta, aquí. La galería de banderas, aquí)

Ahora sí, feliz 28.

Perútags: