Vía ALT1040 veo varios tips para evitar a las sociedades de gestión colectiva (como APDAYC y UNIMPRO), cuando estas toquen a tu puerta. Reproduzco sus consejos:

“…existen varios métodos legales para evitar pagarles pseudo-impuestos abusivos a estas entidades que actuan como juez y parte determinando forma arbitraria, el precio a pagar y haciendo demandas exageradas a quienes no pagan, en gran parte para causar FUD (miedo, incertidumbre y duda) entre la sociedad.

  1. Jamendo: un sistema de búsqueda y descarga de canciones que están libres de pago por uso público. Inclusive es posible hacer un pago mensual a la empresa y ellos mandan una memoria USB llena de música nueva basada en tus predilecciones
  2. Creative Commons: muchas bandas/artistas liberan su música bajo una licencia de este tipo, y de ellos muchos permiten el uso comercial. CreativeCommons.org tiene un buscador que ayuda a encontrar temas que te pueden interesar.
  3. Google: Que ofrece una búsqueda avanzada de cualqueir cosa bajo licencias libres. Es simplemente cuestión de pedirle que te busque archivos MP3 y encontrarás bastantes cosas buenas que se pueden usar sin pagar derechos de autor por su reproducción pública.
  4. dPop: tiene un larguísimo catálogo de bandas que ofrecen su música sin pedir retribución alguna por medio de licencia Copyleft. El sitio ofrece hospedaje de la música, promoción y descarga.”

(Cuatro formas de evitar a la SGAE, Somexfon y otras sociedades gestoras, Eduardo Arcos, ALT1040)

También vía ALT1040 llego al website Merca2.0 que presenta un paso a paso cuando la gente de estas sociedades gestoras toque tu puerta:

¿Qué hacer en caso de que se presente un gestor de SOMEXFON a recaudar el pago de regalías en su establecimiento? Aquí unas recomendaciones:

  1. Preguntar a qué Sociedad de Gestión Colectiva representa y solicitar que se identifique plenamente.
  2. Una vez que se haya identificado, se sugiere corroborar con la Sociedad de Gestión Colectiva la identidad del gestor.
  3. Posteriormente solicitar que exhiba una copia certificada del poder notarial en donde se le autoriza recaudar las regalías de las compañías a las que representa.
  4. Solicitar que muestre el catálogo completo de las obras cuya titularidad corresponde a sus representadas.
  5. Informar, en su caso, que no se está de acuerdo con las tarifas propuestas y que se acudirá al Instituto Nacional del Derecho de Autor a iniciar el procedimiento administrativo para fijar las tarifas para el pago de regalías.
  6. Agradecer la visita

(Música en establecimientos y pago de regalías, León Felipe Sánchez Ambía, Merca2.0)

Las reglas de juego son casi estándares en todo el mundo, así que lo mismo casi funciona para Perú.

Yo añadiría dos cosas:

Uno, que los músicos que recién comienzan se den cuenta que registrarse en APDAYC no va a ayudar a que su música se escuche más. Por el contrario, licencien su música bajo Creative Commons, que se difunda por internet, que los fans coloquen sus videos en sus blogs, etc. Se están perdiendo un mercado casi infinitamente rico y hambriento de arte y cultura.

Dos, que los locales usen música de libre uso. Hay muchas obras de gran calidad que no está dentro del ámbito de APDAYC ni UNIMPRO.

Una vez que hagan esto último, coloquen el siguiente sticker en su puerta (inspirado en los famosos stickers “este hogar es católico”):

no insista

Perútags: