Es triste (para el país) que el APRA haya perdido otra oportunidad de hacer las cosas bien. La señal de agotamiento del gabinete (y su anodina presentación) es evidente y la oposición ya está pensando en el 2010 (elecciones municipales) y en el 2011 (elecciones regionales y nacionales). En otras palabras, a nadie le importa lo que haga el actual gobierno ni lo que prometa o haya dicho que ha cumplido. Más allá del piloto automático, no tiene grandes cosas que mostrar en términos de lucha contra la corrupción, lucha contra el narcotráfico, educación, prevención y atención a desastres, lucha contra la pobreza, etc.

En realidad, en esos rubros tiene tanto jalado que mostrar, pero me imagino que prefieren distraer la atención hacia otro lado.

Pato gigante de Florentjin Hoffman. Fuente: Sparklette

Por eso, como en el fútbol, cuando el partido te queda larguísimo, el APRA está que mira su reloj y pronto va a pedir al árbitro que el juego se acabe como sea.

Un completo lame duck.

(No es exactamente apatía. Es más bien que es inútil para la oposición oponerse, valga la redundancia, con un pato muerto).

Más:
– El Perú se restrasa. Robo de documentos en Archivo General de la Nación y de la Biblioteca Nacional. ¿A quién le importan los archivos? (Historia Global Online)

Perútags: