Enter the Dragon

enter the dragon

En quizá su última entrevista, el economista Giovanni Arrighi (fallecido hace poco más de un mes y autor del clásico “El largo siglo XX” y de “Adam Smith en Pekín”) habla con David Harvey sobre el surgimiento de China como la gran potencia que es:

Como señalo en el capítulo X de Adam Smith en Pekín existen varios planes estadounidenses sobre cómo tratar a China, ninguno de los cuales es exactamente tranquilizador para Pekín. Aparte del plan de Kissinger, que apuesta por la cooptación, los otros contemplan bien una nueva Guerra Fría dirigida contra China o bien la implicación de China en guerras con sus vecinos, mientras Estados Unidos desempeña el papel de «tercero feliz». Si China emerge, como pienso que hará, como un nuevo centro de la economía global, su papel será radicalmente diferente al de las potencias hegemónicas anteriores. No solo a causa de los contrastes culturales, enraizados como lo están en diferencias histórico-geográficas, sino precisamente porque la historia y la geografía diferentes de la región asiático-oriental no dejarán de impactar las nuevas estructuras de la economía global. Si China va a ser una potencia hegemónica, va a serlo de un modo muy diferente a las otras. Ante todo, el poder militar será mucho menos importante que el poder cultural y económico, particularmente éste último. China tendrá que jugar la carta económica mucho más de lo que lo hicieron Estados Unidos, los británicos o los holandeses. (Las sinuosas sendas del capital. Entrevista de David Harvey a Giovanni Arrighi, New Left Review)

(No deja de ser interesante su reflexión final sobre el socialismo, y la necesidad de buscar otra palabra porque la primera esta relacionada a todo lo malo del “socialismo real” del siglo XX).

Se parte de la idea que la hegemonía norteamericana es temporal dentro de la propia historia del capitalismo, como lo fue antes la hegemonía inglesa. Una hegemonía china no va a terminar con el capitalismo, por el contrario, puede significar nuevas reglas de juego. Crúcese esa información con la actual revolución urbana china (China desde el año 2000 consume la mitad de la producción de cemento del mundo) y el cercano desplazamiento de las ciudades globales hacia dicho país y la India. Los nodos físicos de la sociedad red están en constante movimiento.

Más:
Giovanni Arrighi, David Harvey, y Joel Andreas sobre Adam Smith en Pekín (Video: 2008)
China’s future: Enter the Dragon (The Economist, 9 de julio del 2009)
Latin American geopolitics: The Dragon in the backyard (The Economist, 13 de agosto del 2009)
Lenovo bets on China: Where the heart is (The Economist, 13 de agosto del 2009)
Asia: An astonishing rebound (The Economist, 13 de agosto del 2009)

Perútags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *