Vía: La Mula

Todo comenzó con el siguiente párrafo:

Una de las mayores joyas políticas de la primera parte de esta década es Jorge Mufarech Nemy. Ex Ministro de Trabajo con Fujimori y ex parlamentario de Perú Posible, este político tres grandes perlas durante su gestión: evasión tributaria por la compra de un Jaguar, impulsar medidas arancelarias para favorecer a sus empresas, gestionar con José Francisco Crousillat mejores tratos de los inspectores laborales para América Televisión en los 90’s y, por supuesto, su persecusión contra Fernando Rospigliosi. (Mufarech amenaza a asesor parlamentario, JAG, Desde el Tercer Piso)

Todas las “perlas” están, como se puede apreciar, de sus respectivos enlaces a medios que realizaron las investigaciones correspondientes. Es decir, JAG no inventó nada, sino hizo el link correspondiente.

Meses después, vino un pedido de réplica y solicitud de retiro del post de parte de Mufarmech, quien envió la siguiente documentación:

  1. Sentencia de la Primera Sala Penal Transitoria del 5 de diciembre de 2000, en la que se declara fundada en última instancia la excepción de naturaleza de acción deducida por el señor Mufarech, en la instrucción que se le siguó por el delito de defraudación de rentas de aduana en agravio del Estado.
  2. Resolución del Tribunal Fiscal del 20 de diciembre de 2000, que revoca cualquier reclamación de la autoridad aduanera en torno al tema del automovil Jaguar.
  3. Resolución del Ministerio Público del 8 de abril de 2002, que declara no a lugar a formalizar denuncia penal contra el señor Mufarech por los delitos de incumplimiento de deberes funcionales, patrocinio ilegal de intereses particulares, tráfico de influencias y violación de la intimidad.
  4. Informe Final de la Subcomisión Investigadora del Congreso de la República, que declara la improcedencia de la denuncia constitucional contra el señor Mufarech, por tráfico de influencias y cohecho pasivo propio. (Una réplica de Mufarech, DTP)

Mufarech insistió con el pedido de retiro del post y como JAG no lo hizo, suácate, una demanda por un millón de dólares.

Un caso similar es el que le pasó a Nelson Manrique contra Rafael Rey, quien en su antigua columna de Perú21 hacía referencia a una investigación del Diario La República.

Uno debería preguntarse si Mufarech no debió pedir primero a Agencia Perú que retire la información que motivó los links de JAG. En efecto, eso ocurrió, y Mufarech perdió. Es decir, ya hay un precedente (aunque en este país no sirve de nada eso).  En el sinsentido, Mufarech ahora arremete contra Desde el Tercer Piso.

Y, claro, justo cuando sale el proyecto de la Ley Mordaza. Y cuando meses atrás Alan García llamaba a sus masas al contraataque mediático.

Este es un caso que no hay que tomarlo a la broma. Para nada.

También:
El lado oscuro contraataca (Diario de IQT)
Mufarech demanda a Godoy (Utero.pe)
Mordaza a Godoy (Dark Claw)
Inaceptable denuncia (Mate Pastor)
La demanda del millón (Menos Canas)
Ellos ya están aquí (Hojas de vida)
Querellan a blogger político (Alerta del Instituto Prensa y Sociedad)
– Seguir el hashtag: #todoscongodoy en Twitter

Perútags: