Ayer se emitió por el programa Enemigos Íntimos un reportaje sobre el caso Fefer, tan lleno de estigmatizaciones y cliché, que bordeaba en lo peor del periodismo amarillista de finales de finales del gobierno de Alberto Fujimori. Para ponerle un condimento académico al reportaje, entrevistaron a Giancarlo Cornejo, sociólogo. Al final el reportaje hizo énfasis en los clichés sobre el lesbianismo, en el sensacionalismo, involucraron a un tercero de manera irresponsable, etc.

Giancarlo Cornejo, evidentemente molesto por el resultado del reportaje y por la edición de sus comentarios, escribió un post que vale la pena leer completo. Reproduzco algunos párrafos:

Escribo ahora indignado porque di una entrevista al programa “Enemigos Íntimos” el día miércoles 27 de agosto, y fui editado de tal forma que terminé diciendo en la TV lo que en la entrevista dije explícitamente jamás se debía decir de una relación lésbica o gay. Es decir dije que nunca se debía patologizar y criminalizar una relación lésbica y di ejemplos de lo que sujetos homofóbicos (muchos psiconalistas y psiquitaras) dicen de nosotr@s. Y convirtieron mis palabras en lo que explícitamente estaba criticando. El motivo de la entrevista fue el del caso de la familia Fefer (el asesinato de la madre de la que la hija y su novia son ahora las principales sospechosas para la fiscalía).

Me llamaron para una entrevista sobre este caso; ya me había entrevistado una vez anterior en este programa sobre los crímenes de odio, y el reportaje me pareció bueno. Asumí incorrectamente que éste sería en la misma línea y por ello accedí. Desde el inicio de la entrevista caí en cuenta que ese reportaje sería una mierda. El periodista empezó su “entrevista” con una única pregunta en mente: “¿Cómo son las relaciones lesbianas?”. Le dije que esa era una pregunta esencialista, y que las relaciones lésbicas eran diferentes unas de otras, y que las mujeres lesbianas (como el resto del mundo) eran diferentes unas de otras.

Luego fue directo al caso de Eva Bracamonte y Liliana Manarelli, la pareja lesbiana convertida en el nuevo objeto excrementicio adorado de la TV, y le dije que no me iba a pronunciar sobre ello. El periodista esperaba de mi una suerte de tipología clínica patológica en que el “desviado” y desviante” vinculo de parentesco y afecto entre estas dos jóvenes explicara el homicidio. Y le dije explícitamente que eso era lo que él esperaba (como la sociedad homofóbica en su conjunto) y que yo eso no le diría. […]

Después de esas preguntas, el periodista me mostró fotos de una de las dos muchachas con una modelo de la farándula local. Y le dije que qué esperaba de mí al ver esas fotos. Me preguntó “¿qué crees que dicen?”, yo le dije que de ellas no decía mucho, pero que decía en cambio mucho de las personas y de la cultura que habían construido una historia homoerótica terrorífica que dejaba intacta la heterosexualidad como matriz cultural hegemónica. También le dije que los cuerpos de las mujeres lesbianas no eran ratas de laboratorio que podían ser explorados, destrozados y consumidos. Le hice ver, además, que este caso era un vínculo lesbiano que importaba solo porque había un crimen de por medio para demostrarnos como la noción de sodomía se actualiza constantemente. Recordemos que Sodoma alude al exterminio de una población por determinadas prácticas sexuales. Las lesbianas cuentan e importan solo cuando son asesinadas o cuando matan. Y de hecho la homosexualidad es postulada como causa principal de la muerte o asesinato. Recuerdo el patético pedido del camarógrafo que quería filmarme viendo las fotos de estas chicas como si fuere un médico forense que ve al detalle fotos de un brutal crimen, y se lo dije y mostré mi rechazo frontal a ese pedido. (Las palabras del subalterno no son palabras, Giancarlo Cornejo)

Es alucinante cómo puede haber televisión así, cómo Beto Ortiz (co-productor y co-director de Enemigos Íntimos) puede permitir este tipo de reportajes y luego escribir orondamente sobre los crímenes de odio, sobre la homofobia, la lesbofobia, etc.

Cosas que pasan en una televisión trash.

(El video está en Youtube. Increíbles los comentarios del “periodista de espectáculos” cuando dice “pero mira las fotos, mira la posición de la cabeza”. Y luego los comentarios que los youtubevidentes dejan. “Gran” reportaje.)

Más:
En el Perú, cada 5 días asesinan a una persona gay, lesbiana, trans o bisexual (Red Peruana TLGB)

Perútags: