jorgito y alan

En el caso del espacio de Laura Bozzo en Ecuador, Alan García dijo que un presidente tenía derecho a vetar un programa…
El presidente tiene derecho a vetar, no es que tenía. Si a mí me llama el presidente y me dice: Ricardo, levanta esa señal del aire, yo la tengo que levantar, porque es el jefe supremo del Estado peruano, dueño de este canal.

¿El presidente es el dueño del canal? ¿No es el Estado?
El presidente no es el dueño, perdón, me he expresado mal. En última instancia, es el que manda sobre el canal, es el jefe del Estado, no es el jefe del partido en el caso del presidente de la República. Por lo tanto, si me llama y me dice: Ricardo, suspendes el programa, yo lo único que puedo hacer es suspenderlo y, si no lo puedo hacer, renunciar. (“Presidente manda en el 7”, entrevista de Patricia Kadena a Ricardo Ghibellini, director ejecutivo de IRTP, Perú21)

Ahora se entiende por qué Armando Massé puede decir “préguntenle al presidente” cuando se le cuestiona esa suerte de coadministración de Radio Nacional. En la lógica de Ghibellini, el IRTP es del estado y el estado es (d)el presidente y no hay vuelta que darle. Lo peor es que seguramente la Ley de Telecomunicaciones así lo debe decir (salvo que algún comentarista me corrija).

Entonces, a la pregunta de Pedro Salinas, sí, el 7 le pertenece a la presidencia de la república. Y cuando venga la televisión digital, no será una señal, sino varias, e interactivas. Y todo le pertenecerá a Alan García cuando regrese el 2016, preparándose para el bicentenario.

Más:
Alan versus Laura (Útero.pe)

Perútags: