(Como siempre los Python poniendo las cosas en perspectiva).

Discusiones filosóficas. ¿El embrión es humano? ¿Qué tan humano es? ¿Tiene alma? Preguntas sin responder (como la de ¿Dios existe?). Si una pregunta no tiene respuesta, por lo tanto ni siquiera debería ser formulada (en términos argumentativos). La discusión es sobre lo que se puede discutir. Lo otro, es conversar, intercambiar ideas sobre nuestra fe, enriquecer nuestra religiosidad, nuestro acercamiento a lo místico. Pero bueno, esa es harina de otro costal.

Los hindúes, si es que no me equivoco, creen que es sagrada la vida de las vacas (sobre la racionalidad de dicha decisión, leer Marvin Harris, Vacas, cerdos, guerras y brujas http://ir.pe/8cz). Podemos encontrar en distintas regiones del mundo, también distintas formas de entender la vida y cuál es sagrada y cuál no.

Evidentemente, en la India (hindú no es igual a indio) hay gente que come vaca. Un grupo religioso no puede imponer su forma de entender la vida y lo sagrado al resto. Allí queda la decisión moral a cada uno, según sus creencias, fe, razones, etc. Así, si vamos a decirles a los hindúes que su religión está equivocada, que sus dioses son falsos dioses y solo hay un dios verdadero y que no se equivoca, entonces, se acabó la discusión.

La idea de la sociedad moderna es que se pueda discutir sobre puntos comunes (democracia no es igual a dictadura de la mayoría), puntos de consenso sobre la cual podamos luego construir, acordar. Nunca vamos a estar de acuerdo sobre la humanidad del embrión (¿a partir del tercer mes? ¿desde que nace? ¿cuándo?). Porque, algunos creen que desde que hay fecundación, no sé, dios, Jehová, le da el soplo divino y juá! el feto tiene alma. Bueno, no me opongo a que algunos lo crean. Yo no lo creo así. Bien por ellos, bien por mi.

Se legisla o se debería legislar, entonces, no sobre supuestos algunos, sino sobre los puntos de partida comunes, para que todos de alguna manera se encuentren representados en el cuerpo legal. No se pueden hacer leyes para un grupo religioso e imponer así sus creencias sobre el resto. Esta discusión que se ha generado, mal que bien, está ayudando a esa búsqueda de consensos. El problema aquí es cuando la discusión parte de la criminalidad o donde todo se cree que se puede resolver con un par de abogados, un fiscal y algunos policías. La despenalización del aborto no va a solucionar el problema, pero sí va a permitir que se trate de una manera más eficiente y donde puedan luego intervenir trabajadores de la salud, educadores, en fin, la sociedad en general.

Hay, además, toda una discusión que tiene que ver con la inequidad y el aborto, que bien ha expuesto Hans Rothgiesser. Las normas prohibitivas, la mayoría de las veces, abre espacio al mercado negro, al sálvese quién pueda. Así, las mujeres con más plata, podrán ir a hospitales de otros países (donde el aborto esté despenalizado) y atenderse bajo buenas condiciones. Las mujeres de menos recursos deberán hacer lo que puedan, bajo condiciones malísimas, poniendo en riesgo su salud.

En fin, muchos de los argumentos anti-aborto que se podrán escuchar se puede resumir en lo que el rector de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Marcial Rubio, publicó el día martes 13:

“…el embrión humano que es el óvulo femenino fecundado por un espermatozoide masculino, es vida humana. Aún no tiene la forma del cuerpo humano, pero ha iniciado el largo camino del fenómeno vital.” (Defensa de la vida humana, Marcial Rubio)

Sabemos que es vida, evidentemente. ¿Humana? Bueno, esa es la discusión interminable (ver primer párrafo de este post). Y como es interminable, discutamos sobre lo que se puede avanzar. Sobre las cosas que el estado puede hacer (salud, atención a la mujer) y las que no debe hacer (legislar sobre qué es y qué no es sagrado).

Más:
Red latinoamericana de mujeres católicas por el derecho a decidir
Y justicia para todas (Alvaro Portales)
Mujer, tu vida no vale nada para el estado (La Mestiza)
La iglesia y el aborto (César Hildebrandt)
Richard Dawkins sobre el aborto y la fecha exacta de la muerte de dios (video en Youtube)
Verdades legítimas sobre el aborto (Menos Canas)
Mercedes Sosa y el aborto (elmorsa.pe)
El fantasma de la libertad (Fritz Du Bois)
¿Quieren legalizar el aborto? (Otra mirada)
Iglesias, tolerancia, sexualidad y reproducción: resultados de una encuesta en Lima (Estudio por Violeta Barrientos, Diana Bazan y Martín Jaime)
Nadie promueve el aborto (Fernando Vivas)
La iglesia, el aborto, la libertad de decidir (Cuerpos y derechos)

Datos:
Habría 300,000 abortos al año (La República, a partir de cifras del Ministerio de Salud)

Perútags: