Pasó desapercibida la noticia. En las próximas tres semanas el Perú podría quedarse sin señal de televisión estatal en pocas semanas, por un tema tanto técnico y sobre todo presupuestal:

El canal del Estado dejaría de transmitir a nivel nacional a partir del uno de diciembre si no hay un compromiso gubernamental para renovar en el futuro el contrato con la empresa Intelsat [se trata del satélite Intelsat 1R, RB], propietaria del satélite usado para la transmisión de la programación de TV Perú. […]

Indicó que lo recomendable es volver a contratar a “Intelsat” porque de optarse por otro operador se tendría que invertir en promedio 300 mil dólares para direccionar las cerca de 2 mil 500 antenas hacia un nuevo satélite.  Sin embargo, aclaró que corresponde al Ministerio de Transportes (MTC) decidir si suscribe un compromiso con Intelsat o analiza otras opciones.

Del Castillo Loli señaló que el contrato con la referida empresa se extendía hasta febrero del 2011 pero por razones tecnológicas los paneles solares que brindan energía al satélite “están llegando antes de tiempo al final de su vida útil”, por lo cual Intelsat lanzará un nuevo satélite al espacio, y el servicio ya no será gratuito.” (Fuente: RPP)

Claro, uno dice, si es para enviar las inauguraciones de lozas deportivas a las que asiste Alan García, quizá por allí se animen. De todas maneras, ojalá que esto sirva para también discutir la pertinencia y la importancia de tener una televisión pública.

Más:

Ley de medios en Argentina (elmorsa.pe)
10 puntos para una ley de comunicación democrática en Ecuador (APC)

Perútags: