Hacia un Ministerio de Cultura en el Perú

(Este post debió salir hace buen tiempo. Por suerte, ciertos debates dan para rato).

El tema del ministerio de cultura ha sido ampliamente tocado en este blog. Se pueden leer los siguientes posts:

0. Industrias culturales comentadas (22/06/08)
1. ¿Ministerio de Cultura en el Perú? (31/07/08)
2. Un par más sobre el ministerio de cultura (20/08/08)
3. El INC en crisis (01/08/08)
4. Hacia un ministerio de cultura (04/10/08)
5. El INC sigue en crisis (23/10/08)
6. Financiando la cultura (4/12/08)
7. Varias sobre políticas culturales (04/01/09)

¿Qué más decir sobre lo ya dicho? ¿Es posible levantar alguna opinión más?

Quizá enfatizar, desde el sesgo profesional, la necesidad de tener un buen sistema de gestión del patrimonio histórico. Buena parte de la discusión (ver, por ejemplo, entrevista a Santiago Alfaro en revista Generacción) hacen más énfasis y colocan como objetivo central la promoción de las industrias culturales. En la agenda sobre el futuro ministerio de cultura, no se encuentra el papel de la conservación e investigación del patrimonio histórico (prehispánico, colonial, republicano, archivos, etc.). ¿Cómo se dará? Los interesados pueden revisar el proyecto de ley (vía culturaperu.org, sitio web obligado para este tema).

Ciertamente la regulación cultural, tal como se encuentra, se vuelve prohibitiva y fomenta mucho más la destrucción del patrimonio que la puesta en valor del mismo. Eso ha sido discutido por Hans Rothgeisser en Economía de los Mil Demonios. Según una reciente encuesta de la PUCP, el 88% de limeños está a favor de proteger el patrimonio inmueble sobre las construcciones modernas. Sin embargo, el sistema actual ata de manos a todas las partes. Así, los propietarios prefieren dejar que el tiempo destruya la casona, el resto prehispánico, el archivo, a esperar que el estado de alguna facilidad para su protección/conservación/restauración.

Dos temas más. El primero, tiene que ver con el debate sobre la ley de cine. ¿Qué hacer con el cine? ¿Como financiar esta industria (como, en realidad, cualquier otra)? ¿Cuál es la mirada estratégica? ¿Más plata para el fondo de fomento a la producción cinematográfica (propuesta de la llamada Ley Peralta)? ¿Más participación y fuerza para las distribuidoras (propuesta de la llamada Ley Majors)? (vía cinencuentro). Este es un debate que viene corriendo paralelo al del ministerio de cultura y que en algún momento (espero) convergerán.

El segundo tiene que ver con el papel de las nuevas tecnologías en el desarrollo de las industrias culturales. Así tenemos, por un lado, desde la iniciativa ciudadana No Soy Delincuente (del cual formo parte, dicho sea de paso), se insiste en la necesidad de (1) descriminalizar el debate sobre la producción/difusión/reproducción de la producción cultural y de contenidos y de (2) discutir públicamente la necesidad de abrir la actual legislación prohibitiva (y que genera y promueve, por ende, mafias y mercados negros de contenidos) sobre derechos de autor. Tenemos también el debate que se viene realizando sobre los derechos digitales en el Perú.

Todas estas cuestiones que deben incorporarse rápidamente a la discusión sobre el ministerio de cultura (finalmente, las políticas culturales) en el Perú.

Perútags:

2 thoughts on “Hacia un Ministerio de Cultura en el Perú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *