Javier Escobal, investigador de GRADE, se pregunta sobre la última iniciativa del ejecutivo para exonerar de impuestos a aquellas empresas que inviertan sobre los 2500 msnm (aquí la ley 29482):

Pero, como no hay mal que por bien no venga, permítanme sugerir que la norma recientemente aprobada por el Ejecutivo puede tener, a pesar de todos sus defectos, alguna utilidad. La decisión de partir arbitrariamente a la sierra entre quienes viven por debajo de los 2,500 metros y quienes viven por encima de esa altitud; y hacer lo mismo en la cota de 3,200 metros, puede permitir, de una vez y por todas, evaluar la ineficacia de las exoneraciones tributarias como mecanismo para promover el crecimiento en ausencia de una visión y una programa integral de desarrollo para la sierra. (Javier Escobal, Y qué si mi falta un metro)

En efecto, será un bonito experimento y pasto para investigadores.

Lamentablemente estas cosas no son parte del paquete de bromas por 28 de juliodiciembre, y más bien recuerdan esos viejos experimentos económicos apristas tipo el dólar MUC.

La respuesta por parte del presidente no puede ser más lamentable y achata cualquier discusión.


(Visto en Homo Economicus)

También:
Otro bonito enredo en el que nos metemos (Hans Rothgiesser, mildemonios)
Exoneraciones altoandinas (Ben Solís, Homo Economicus)

Perútags: