La playa de Cancas queda en el norte, en el distrito Canoas de Punta Sal, departamento de Tumbes. Todas las fotos indican que es una playa preciosa. Sin embargo, el alcalde Marcos Herrera (revocado) dispuso la construcción de un desagüe en la mitad de la playa que va a poner en peligro tanto la pesca como el uso de dicho espacio público.

cancas01

cancas02

(Foto: Mei-Lyn Ortega)

Hace unos meses, Ilich Ortega había advertido el problema y se había reunido con el alcalde:

La población de Cancas son personas muy simpáticas y la juventud escucha, quiere mejores cosas para su futuro. Este pueblo siempre estuvo vinculado a la pesca y la política del gobierno no está formada para levantar la pesca. Es el turismo una motivación para el pueblo y el futuro de estos que son los niños y jóvenes de Cancas.

Antes de junio se pudo conversar con el alcalde Marcos. En esta se trató sobre dicha trocha o carretera. Se informó que si se estaba planeado hacer la carretera por orden del gobierno regional, del mismo partido al cual él pertenece y la mayoría de los regidores.  También mencionó que esta carretera tenía como fin la entrada del camión de basura a la playa, que se pensaba hacer un malecón y que la población iba a ser reubicada en los cerros aplanados, de donde salió el desmonte. Pues ésta corría peligro de algún desastre como un maremoto. Que lo mejor para ellos era salir de allí, además que esto mejoraría la apariencia del pueblo, ya que la parte de la playa que corresponde al pueblo está muy descuidada, por la zona de trabajo de pesca y por los propios pescadores que arrojan la basura a la playa. Y por ultimo soltó la bomba. Por ahí pasaría la red de desagüe y alcantarillado de Cancas. (Paralizan las obras en Cancas, Ilich Ortega)

En agosto parecía que la razón había ganado, y gracias a la presión de algunos medios y vecinos canqueños, la obra se paralizó.

Ahora, meses después, y en año electoral, las obras se han retomado, yendo en contra de las opiniones de los vecinos y técnicos:

He recibido la ingrata noticia que se han re-iniciado las obras del desagüe de Cancas, contra toda la oposición. Al parecer, a las autoridades de la zona no les ha importado la opinión ni el futuro de los pobladores de Cancas. Esta obra se está haciendo antes de la línea de alta marea. Es indignante que habiendo tantas prioridades, ante la eminente llegada del Fenómeno del Niño, estén gastando los recursos en una obra que va a ser destruida por este fenómeno, una vez que suba la marea, esta obra va a contaminar las playas del litoral, lo que traerá plagas, roedores y enfermedades. (Mei-Lyn Ortega, carta)

Una locura. Increíble cómo los alcaldes se vuelven esta suerte de señores feudales que pueden hacer realmente lo que les da la gana con su jurisdicción y no pasa nada.

También:
– Sitio web de la Municipalidad Distrital Canoas de Punta Sal

Recordando:
(En Barranco) Martín del Pomar lo vende todo (10/11/06)
– (En Lima) Castañeda y su ciudad carretera (5/8/09)

Perútags: