El servicio técnico de Telefónica (y sobre todo de Speedy) es un desastre. Llamas al 104, y te puede tocar cualquier fulano, émulo de Adolf Hitler, que te da cualquier información, cualquier dato, te pide que te compres un router nuevo (para qué, por qué) y punto, terminas en el mismo lugar del que comenzaste.

O, por ejemplo, puedes solicitar un traslado de teléfono, y arbitrariamente te pueden cancelar la orden porque alguien al otro lado no apuntó bien los datos. Y eso te enteras luego del plazo establecido. Si es que existe realmente un plazo establecido.

La historia que presenta Luis Carlos Burneo es casi igual que la mía. Tengo una conexión Speedy, subí la velocidad, pero todo sigue igual. Cuando hice una llamada de queja, la velocidad subió a lo que debería ser pero por cuestión de una hora. Luego, cuando llamé a quejarme de nuevo, me informaron que mi router era antiguo. Nada que ver. En el caso de Burneo, luego de que se quejara por internet, alguien parece que mandó un memo diciendo “solucionar router henry spencer”.

El epílogo de la historia es más alucinante aún. Luego del video, de la queja pública para ser tratado como un cliente normal, Burneo recibe una llamada de la empresa:

Increible: Me llaman de #Telefonica para reunirse conmigo para “una estrategia de ingreso a redes sociales”. ¿Pueden ser más #FAIL? (vía Twitter de Spencerlandia)

Más:
solucionar-router-henry-spencer (indexante.com)
Hans Rothgiesser y cómo le atendieron un reclamo en Telefónica antes de solicitarla (Economía de los Mil Demonios)

Perútags: