Este es un tema que mueve más que otros. Par el fundamentalismo, no hay nada que discutir o conversar y es un tema cerrado.

Sin embargo, hay algunos datos que puede ser importante compartir:

1. De cada 100 niñas embarazadas, 90 han sido violadas y la mayoría de ellas por un familiar cercano (Fuente: El Comercio):

“En la sesión de trabajo se conocieron resultados de estudios realizados por la Organización Panamericana de la Salud. Por ejemplo, que el 90% de las niñas peruanas que dieron a luz, entre los 12 y 16 años, quedó embarazada producto de una violación y en la mayoría de los casos por incesto.”

2. El rabino argentino Daniel Goldman opina sobre el aborto (Fuente: Página12):

“¿Qué debo hacer? ¿Exigirle que se case, cuando su novio tiene catorce? ¿Condenarla a asumir responsabilidades maternas cuando sé que resulta imposible? Desde ese lugar de piedad ni las mujeres que abortan son asesinas ni el hecho de abortar es agradable para nadie. Entonces, para decirlo sin eufemismos, el aborto se practica y existe, le guste o no a la vecina, al religioso, al legislador o al juez. La discusión de fondo es si se debe seguir haciéndolo a escondidas –y en lugares poco salubres– o si se puede legalizar tomando las medidas de prevención e higiene correspondientes. Quien tiene plata se lo hace, y el que no, se la banca o se termina muriendo. Tal vez, revertir esto es una manera de igualar los derechos entre los que más y los que menos tienen.”

Continúa Goldman con la lectura del Talmud y un caso histórico:

“En el Talmud, que es una fuente interpretativa de la Mishná (Guitin 23:b), aparece una referencia del Rabi Iehuda, de manera coherente con lo expresado en la Mishná, dictaminando que “el feto es como si fuera un miembro de la madre”, lo que significa que todo el tiempo en el que el ser esté en el vientre materno no se lo considera dentro de la categoría de “persona”. […]

Por último, como dato histórico, durante la Shoá, el Holocausto, en el gueto de Kovno, Polonia, los nazis establecieron que cada mujer judía que estuviese embarazada debía ser ejecutada inmediatamente. Como resultado de ello, en el año 1942 el rabino Efraim Oshry autorizó a todas las mujeres del gueto a abortar, para salvar sus vidas.

El asunto es conversar, revisar la historia, ver los casos concretos, reales, matizar, buscar puntos de diálogo comunes. Ya, luego, el camino se vuelve fácil.

Más:
Una línea de aborto seguro (elmorsa.pe)
¿Qué dice la OMS sobre el uso del Misoprostol para abortos seguros? (OMS)

Perútags: