Masacre en Bagua, un año después

Lo ocurrido el año pasado en Bagua fue una masacre. Sea cual fuere el punto de vista, el año pasado en el departamento de Amazonas, murieron al menos 34 personas, entre civiles y efectivos de las fuerzas del orden. La principal responsabilidad política, contra lo que algunos medios señalan, recae en las autoridades del gobierno: De ellos dependía que no hubieran muertos que lamentar.


Foto de Gustavo Kanashiro. (CC) Algunos derechos reservados.

El argumento principal de la protesta era que los llamados “decretos del TLC” (decretos promulgados por el poder ejecutivo, con poderes legislativos otorgados por el Congreso bajo un contexto de emergencia) vulneraban a los pueblos amazónicos. En efecto, desde hace décadas existe en el Perú el Convenio 169 como herramienta legal que permite el derecho a la consulta por parte de los pueblos amazónicos (en caso de medidas políticas y/o legislativas que les afecten), pero esta nunca fue reglamentada. Diversas comunidades, en alianza con la población colona de Bagua, protestaron durante semanas exigiendo en primer lugar la derogación de una serie de decretos que eran percibidos como dañinos por ellas; en segundo lugar, la exigencia más fuerte era la de inclusión y reconocimiento como ciudadanos peruanos. La selva peruana es un espacio de exclusión con respecto al resto del país, y la actitud del país es “danos tus recursos, hablamos después”.

Ahora tenemos como un primer paso, una ley de consulta previa, que espera su aprobación en el poder ejecutivo. No va a solucionar los problemas de conflictos en la selva, pero sí es una forma de reconocimiento ciudadano.

Aún hay varias cosas pendidentes. Algunas han sido expuestas aquí. Recomiendo, por eso, los siguientes enlaces:

Masacre en Bagua (todo lo escrito en este blog)
El gobierno y el derecho a la ley de consulta (La Revista Agraria, CEPES)
Las víctimas civiles de Bagua (lamula.pe)
A un año de Bagua, ¿qué hemos aprendido? (lamula.pe)
A un año de Bagua (José Alejandro Godoy, Desde el Tercer Piso)
A un año de la fractura de Bagua (Jacqueline Fowks, Notas desde Lenovo)
De Haya de la Torre a Alan García. El APRA y los pueblos de la selva (José Ragas, Historia Global Online)
Baguazo: Un año después (Enlace Nacional)
Recuerda el Baguazo con diversas actividades (Actualidad SPDA)
Perro del Hortelano en Curva del Diablo (Augusto Álvarez Rodrich, La República)
¿Qué significa Bagua para ti? (en 140 caracteres) (Paco Bardales, Diario de IQT)
Alberto Chirif: “Para este gobierno, luego de Bagua la historia no ha cambiado” (Servindi)
Heridas (Álvaro Portales)
De Bagua, su día (Heduardo)
Bagua, un año de dolor (Juez Justo)

Perúblogs:

8 thoughts on “Masacre en Bagua, un año después

  1. Mi opinión es que el tema pasa por tener políticas permanentes de educación y capacitación de todas las poblaciones no solo indígenas.
    Es decir, todos tienen que entender que son peruanos y como tales, tienen derechos y deberes.

    Claro, a un baguense, como que explicarle eso en 3 minutos y pedirle que cambien violentamente sus costumbres es una locura y bien estúpida, es un trabajo de 10 o 20 años de políticas que aseguren una educación que les haga entender que todos somos parte del mismo sistema y que asegure que la transición no sea una que requiera que renuncien a sus principios culturales pero que al mismo tiempo les de un espacio para adaptar costumbres e ideas a las nuevas formas de ver las cosas.

    Obviamente cualquier salto cultural, social y económico va a lograr que muchas costumbres e ideas desaparezcan o sean obsoletas y eso no es malo, sino, seguiríamos en las cavernas, pero esa transición tiene que ser gradual y con aceptación por todas las partes.

    Esa transición no solo exige cambios de los “indigenas” sino también de los “urbanos”, el progreso sostenible posiblemente esté en algun punto entre ambas partes.

    Por otro lado, los “indigenas” son personas, seres humanos, con deberes y derechos. No son criaturas mágicas y místicas como nomos o duendes y menos como especies en peligro de extinción, nunca hay que olvidar eso, para bien o para mal de estos grupos y de los demás que conforman al Perú.

  2. Que articulo mas sesgado, no dice nada de la responsabilidad de los asesinos de policias. Es que pobrecitos habian bastates causas que justifican los asesinatos. Tambien el grupo colina tenian bastantes causas, y ninguna justifico el asesinato

  3. Nadie justifica los asesinatos. Sí creo que hay responsabilidad política del gobierno en la muerte de los policías. Puedes revisar el informe Lombardi. Saludos.

  4. Me parece que uno de los aspectos que origina los actuales problemas con las comunidades (indígenas, nativas, campesinas) es que aun no forman parte del Estado Peruano. El Perú está dividido en departamentos, provincias y distritos. ¿Dónde encajan las comunidades? Están fuera.
    Creo que no deben superponerse. Donde hay una comunidad esa debe ser la organización política. Las provincias estarían territorialmente divididas en distritos donde no hay comunidades y comunidades donde estas existan. El DNI reflejaría donde vives y elegirás alcalde o presidente de la comunidad en las elecciones, quienes darán las correspondientes licencias de construcción, etc.

  5. Jorge, esa es una buena posibilidad. De hecho, la ley de consulta ya habla de representatividad de parte de las comunidades. Es un primer camino hacia lo que planteas. El gran tema es lo que dices en el primer párrafo, ¿dónde están las comunidades? Fuera. Nadie las reconoce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *