Posición en contra: Respuesta a la carta sobre el Monumento de Tarata

No deja de ser interesante lo que ocurre alrededor de la discusión sobre la placa que fue colocada con el nombre de Manuel Masías sobre el monumento a los muertos de la calle Tarata, Miraflores. Se trata de un debate que, en primer lugar, no solamente deberia involucrar a los vecinos de dicha calle, sino que atañe a los peruanos en general. Es importante entonces citar a Elizabeth Jelin, quien afirma que:

“Estas marcas territorializadas son actos políticos en, por lo menos, dos sentidos: porque la instalación de las marcas es siempre el resultado de luchas y conflictos políticos, y porque su existencia es un recordatorio físico de un pasado político conflictivo, que puede actuar como chispa para reavivar el conflicto sobre su significado en cada nuevo período histórico o para cada nueva generación.” (Elizabeth Jelin, Exclusión, memorias y luchas políticas)

Cuando hablamos del monumento de la calle Tarata, nos estamos refiriendo a un espacio público, y por supuesto que van a haber distintas posiciones. Que la gente tome partido por una u otra propuesta y que a partir de allí se arme un debate público, lejos está de ser algo negativo.

¿Hay alguna forma de ver esto del monumento de la calle Tarata, fuera de lo que ha venido ocurriendo con Lori Berenson y su mudanza a Miraflores? En mi opinión, no. Posiciones van, posiciones vienen, y estamos frente a un debate mal que bien necesario.

Entonces, para levantar la discusión, creo que es necesario también conocer lo que opinan algunos vecinos sobre el monumento y la famosa placa de la polémica.

Tarata: Primera parte de la carta
Tarata: Segunda parte de la carta

Tomado de Facebook

Desde mi punto de vista, y se puede diferir, lo central de la discusión es la actitud oportunista de un alcalde (en este caso, Manuel Masías) que prepotentemente impuso su nombre en un monumento que no solamente es de Miraflores o de Lima, sino de la ciudad. Y allí es necesario señalar que la memoria no implica monopolios, sino esto que está ocurriendo, el debate, la discusión y la disputa política.

Perútags:

6 thoughts on “Posición en contra: Respuesta a la carta sobre el Monumento de Tarata

  1. Difícil encontrar un monumento u obra pública en el Perú que no lleve la placa con el nombre del alcalde (o del ministro o del presidente, o del rector, etc. ). El oportunismo político no es exclusivo de Masías. Y si se ve desde otro punto de vista, algunos podrían pensar válidamente que un alcalde tiene el “derecho” a poner su nombre en una obra que él promovió (aunque más elegante sería poner “Municipalidad de Miraflores”, claro). Hasta en los hospitales públicos hay ese tipo de placas cuando se inaugura una nueva sala o pabellón.

    Lo que sería más cuestionable en este caso es el pésimo gusto de Masías al poner la placaza en el medio del monumento. Aunque evidentemente no llegaría a entrar en el top ten nacional de la huachafería pública (monumento al árbitro, a la maca, etc.)

  2. Si te das el trabajo de leer la carta, verás que todo tuvo la aprobación de los vecinos y simplemente era un tema de usos y costumbres.

    Tienes todo el derecho del mundo de buscar tus noticias donde quieras. Pero por favor, de ahora en adelante, intenta respetar la voluntad de los que fueron directamente afectados.

  3. Renato, mi comentario va adjunto al de la carta y creo, como tú, que es importante que se difunda, que todas las opiniones se difundan. La memoria no es monopolio de nadie. Saludos.

  4. Hola Roberto, lo que yo leo en esa carta es una declaración de apoyo político a la gestión de un alcalde que ha cometido más de un exceso ¿no? ¿No bastaba con aclarar nomás que los ‘damnificados’ -firman tres, pero supongo, y quiero creer, que serán por TODOS los afectados, así, sin excepción alguna- no cuestionaban la transformación del antiguo monumento de Tarata?

  5. Yo opino igual. Lo cual tampoco invalida el contenido de la carta y la posición de las firmantes. Es lo interesante del momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *