La renuncia a la política

La renuncia a la política. Dejamos o delegamos que otros hagan política por nosotros. No se trata siquiera de participar en algún partido, sino del desinterés total, como si no fuera una variable más de la cosa social. No somos ciudadanos, sino “emprendedores”. Luego no nos quejemos.

Más:
- Basta de estereotipar a los sanmarquinos (Rocío Silva)
- San Marcos: Provocación e inteligencia (José A. Godoy)
- "Pactos de sangre basados en el ADN no contribuyen a la decencia" (Rosa María Palacios, vía Twitter)
- Senderismo y fujimorismo (Sinesio López)
- Profesores hablan de caos y desgobierno en San Marcos (Informe de Flor Huilca para La República)

2 thoughts on “La renuncia a la política

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *