Golpiza a parejas LTGB en el centro de Lima

Ocurrió el día de ayer en la Plaza Mayor: Un grupo de activistas LTGB se habían reunido allí para celebrar el acto “Besos contra la homofobia”. Luego, fueron brutalmente expulsados por la policía, tal como se puede apreciar en el siguiente video.

No hay mayor justificación al acto: No se trataba de una protesta ni nada. Es más, apelando al discurso de Susana Villarán y de los nuevos funcionarios municipales, las calles están abiertas para todos. En el video se muestra como los activistas buscan refugiarse en la Galería Pancho Fierro (la que viene mostrando en estos momentos la exposición la Chalina de la Esperanza), y fueron desalojados.

Pero, por supuesto, salvo La República, ni un otro medio ha hablado del tema. Si el acto simbólico quería ser una manifestación contra la homofobia, la actitud de la policía demostró qué mal estamos como sociedad. Los medios, en términos generales, minimizarán el hecho, y la mayoría estaremos seguramente indiferentes. Claro, se dirá, son ciudadanos de segunda categoría.

¿Llama a la sospecha, no? Hasta uno podría pensar que fue el mismo Ingeniero Cipriani quien llamó a la policía.

Perutags:

14 thoughts on “Golpiza a parejas LTGB en el centro de Lima

  1. Yo también pude haber llamado a la policía. El asunto es que esta actividad fue para concientizar (blah blah)y de pasada, meter un lapo… como quien no quiere jorobar pero lo hace. La policía hizo mal. Se les debe castigar pero por favor, creo que un poco de imaginación no le caería mal al MHOL.

  2. Sospechosos también los tratamientos diferenciados: la versión digital de La República va un paso más adelante de su hermana impresa, que determina que los activistas “habríamos” sido golpeados por la Policía (nótese el condicional). Uganda está a la vuelta a la esquina.

  3. Tal vez se deberia implantar la lapidacion para estos grupos, el uso de velo para las mujeres y el ayuno obligatorio los viernes o sabado, no me acuerdo eldia. El Peru avanza?

  4. La libertad termina donde empieza el derecho de los otros: no lo dijo Hitler, sino Rosbespierre ; un gran valor de la Democracia. El mundo no gira en torno a un grupo o minoría, funciona con el respeto de derechos y libertades.

  5. Mi total respaldo al accionar de la Policía Nacional, estos homosexuales deben aprender a respetar a las demás personas y no andar haciendo demostraciones de su aberrante conducta sexual en la vía pública.
    Ojo, la constitución garantiza el derecho de las apersonas a manifestarse públicamente, siempre que no se ofenda a la moral ni las buenas costumbres.

  6. Alfredo, esto no es algo objetivo para nada. Y lo que voy a comentarte seguro te va a ofender. Lo que acabas de escribir es bien hijo de puta.

    Saludos, un abrazo.

  7. Alfredo, si te parece que un beso entre dos personas de un mismo sexo es una “aberrante conducta sexual” pero un beso entre un hombre y una mujer es algo normal, entonces el del problema eres tu. Ahi hay una doble moral que considera “aberrantes” y “provocadoras” conductas que en los heterosexuales son aceptadas como normales. Un beso es un beso…

    Segundo, quien es el supremo juez que decide cuales son “la moral y las buenas costumbres”? Puede alguien decidir que los hombres con bigote o las mujeres con pelo largo son una mala costumbre? Saludarnos con un beso en el cachete es inmoral? Bailar de pareja? Que un hombre mayor ande con una veinteanera? El arte moderno?
    Hay que admitir que ese termino es deliberadamente ambiguo, para asi lograr la maxima represion sin tener que dar explicaciones. Y la gente cree que es perfectamente aceptable, hasta el dia que le afecta personalmente y se da cuenta que es una injusticia y un absurdo.

  8. Voy a Cárcamo con mi flaca, ella lleva unas cuantas alhajas de oro y nos ponemos a agarrar en una esquina. Llegan unos pandilleros, nos pegan, nos cortan, manosean a la flaca y nos roban. ¿Quién tiene la culpa? podré decir que se ha violado mi derecho a la propiedad, a mi salud y al libre tránsito, pero…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *