Hubo un detalle de la columna de hoy de Aldo Mariátegui que me llamó la atención (los énfasis son míos):

“todo esto [se refiere al alza de Humala en las encuestas] es resultado de que nuestra necia clase política bloqueó sistemáticamente el voto voluntario. Estaríamos con otro escenario mucho más sensato en estos momentos, pues los ignorantes –base del voto humalista y fujimorista- no tendrían el abrumador rol protagónico del que ahora gozan básicamente por su afición a reproducirse irresponsablemente y en cantidades industriales (fina cortesía desde hace décadas de la Iglesia católica y su exitosa oposición al control de la natalidad), lo que representa finalmente la mejor fórmula para perpetuar la pobreza.” (Dos después del domingo, Aldo Mariátegui)

Mariátegui mezcla aquí dos ideas para construir el siguiente razonamiento: Hay insensatos que se reproducen industrialmente (pobres) y que al mismo tiempo son ignorantes. La fórmula no es mejorar las condiciones de acceso a educación y servicios básicos, sino más bien controlar la población, su reproducción (¿esterilización forzada?) y así mejorar la ciudadanía. Y dejar el derecho ciudadano a la élite en teoría educada. Nada más lejos de un pensamiento liberal, donde el derecho reproductivo (el derecho de una mujer a tener o no los hijos que ella quiera) es universal.

'What Makes Certain', Science Museum, London, 1997.
What Makes Certain. Foto por Science Museum de Londres. Algunos derechos reservados.

Eugenesia según la RAE quiere decir “aplicación de las leyes biológicas de la herencia al perfeccionamiento de la especie humana”. Más o menos lo que está proponiendo Mariátegui, y no desde ahora.

Sobre el voto obligatorio: más que un derecho y más que un deber (por Daniel Bello)
Alerta de DEMUS sobre las esterilizaciones forzadas durante el fujimorismo

Perutags: