Marca Perú: Diversidad sin historia

En los últimos años se ha levantado bastante todo este asunto de las industrias culturales y la diversidad cultural como elementos claves para el desarrollo sostenible (ver el buen libro editado por Víctor Vich, Luis G. Lumbreras y Guillermo Cortés, Políticas Culturales – Ensayos Críticos, 2006, IEP).

“Al Perú no se llega de casualidad.” – Marca Perú
“No hay país más diverso, más múl­ti­ple en varie­dad terrena y humana; todos los gra­dos de calor y calor, de amor y odio, de urdim­bres y suti­le­zas, de sím­bo­los uti­li­za­dos e ins­pi­ra­do­res” – No soy un aculturado, José María Arguedas

En todo este discurso sobre lo diverso y sobre lo que nos identifica como peruanos, generalmente se recurre a la diversidad, bastante a tono con los discursos que vienen desde la UNESCO. Y aunque el Informe Mundial de la Cultura y el Desarrollo (2006) es profuso en señalar conexiones entre la cultura viva y el patrimonio y el legado histórico, aquí cuando hablamos de políticas culturales, la historia desaparece. No existe. La única cultura viva aparentemente es la del aquí-ahora.

En ese discurso a-histórico, la diversidad cultural que se promueve es la de la gastronomía: tantos y tantos platos, tantas y tantas variedades de papa, nos regocijamos en la comida proveniente de China a través de sus migrantes y descendientes, etc.

El problema del discurso a-histórico es la pérdida de sentido crítico. No reflexionamos que la papa amarilla que te gusta y que saboreas con tu salsa a la huancaína es parte de un proceso larguísimo de siglos y siglos de experimientación, de ensayo-error. Que los chinos que nos han enseñado que es un arroz chaufa vinieron porque se necesitaba mano de obra barata para los campos de la costa norte. Que esa “buena mano” de tantas mujeres afrodescendientes se dio bajo un régimen de esclavitud durante siglos.

La diversidad sin historia es superficial, vacía. No tiene perspectiva, ni sentido.

Y eso es lo que propone la gente de Marca Perú a través de su spot de quince minutos. El goce de una diversidad sin preguntarnos de dónde viene (y a dónde va). Ya hace buen tiempo, en el primer TEDxTukuy que hubo en el Perú, una por entonces ministra Araoz intentó explicar de qué iba todo esto, pero sin pena ni gloria.

Por suerte (o para mala suerte de los publicistas que trabajaron en este video), tenemos hace tiempo una Marca Perú más o menos establecida.

Nuestra Marca Perú. Algunos dicen que ya demasiado Machu Picchu. No estoy tan seguro. Al Perú los turistas siguen llegando para conocer nuestra historia. Durante todo el año, cientos de miles de estudiantes visitan museos y monumentos históricos, buscando alguna clave.

No sé. Tal vez es el sesgo o deformación profesional. Pero si hay algo que debe caracterizar al Perú es su historia. Parafraseando a Arguedas, en este lugar hubo gentes que construyeron palacios sobre los cerros, que domesticaron la papa y los camélidos para alimentarse (y rico). Se construyeron ciudades sobre los cuatro mil metros. Se enverdecieron los desiertos. No hay país más diverso.

Quizá es este rollo de la cultura viva más la intención de inventar la pólvora la que llevó a tener una idea de Marca Perú sin Perú.

En el siglo XXI, hemos pasado de la idea crítica de la historia del Perú a una donde la perspectiva histórica no es ya funcional a la ciudadanía como comunidad imaginada. Solo el derecho a comer rico sin importar cómo es que llegamos a eso.

Claro, en la página de Marca Perú dice que en esto han participado mucho tipo de investigadores. La verdad, sería interesante que el equipo que elaboró el video vaya a las universidades y centros de investigación y sustenten y fundamenten el producto final. Lo que Luis Lumbreras llamaba Razón Colonial: El relato histórico de una nación que invisibiliza miles de años de procesos sociales, de éxitos y fracasos, de conflictos y tensiones.

También podemos llamarla el Perú según El Último Pasajero.

Perútags:

44 comments

  1. Alfredo P. · mayo 12, 2011

    Lo que se trata es de unir a los peruanos y que nos sintamos orgullosos de lo nuestro, de ninguna manera la marca país busca seguir explotando odios, rencores y complejos, para eso existen la izquierda peruana y sus “ciencias sociales”.

  2. Roberto Bustamante · mayo 12, 2011

    Compadre, las ciencias sociales existen en todo el planeta. Sirven para que tú puedas tener tu propia visión del país. Ciertamente no se trata de tener una visión crítica o rencorosa.

    Yo no sé qué educación tuviste o cómo te enseñaron la historia. Ya me dio un poquito de pena.

  3. Todojavierprado · mayo 12, 2011

    Es el modelo multiculturalista que llamaron en Inglaterra “saris, samosas and steelbands”. Reducimos nuestra cultura compleja a unos pocos ítems reconocibles facilmente sin entender su verdadera profundidad.

  4. Mauricio · mayo 12, 2011

    en líneas general lo que se plantea es que el Perú es tan diverso que hay “un Perú para cada quien”. Para ti es la historia, para otro nuestra gastronomía o nuestras olas. En resumen. Somos un país polifacético, cautivador y especialista. El objetivo de la campana y de todas las acciones es poder llegar, en todo lo posible, a todos los peruanos, sintiéndonos nosotros mismos los embajadores de nuestra gran marca PERU.

    PS. Relax. Esta buenísimos ser crítico pero pregúntale a gente conocida del tema.

  5. Peruvialex · mayo 12, 2011

    Mucho higado disfrazado de opinión…ya este discursito seudo-rebeldon de secundaria satura en demasía.

    Pero bueno,no se puede tener contento a todo mundo…

  6. Roberto Bustamante · mayo 12, 2011

    Mauricio, te aseguro que tengo más de diez años investigando el tema.

    Y sí, entiendo muy bien el objetivo de la Marca Perú. El problema es de qué somos embajadores. Mi planteamiento es que cuando tú o cualquiera levanta o engrandece la diversidad sin darle una perspectiva histórica, te estás pasando por alto una serie de procesos que son importantes justamente para el afianzamiento de las identidades.

  7. Roberto Bustamante · mayo 12, 2011

    ¿Y si discutimos el argumento? ¿Qué es lo que está equivocado? Saludos.

  8. MarioR · mayo 12, 2011

    A ver….describe toda nuestras diversidad histórica en 15 mins?…escribe de otra compare….con sus defectos, creo que es elogiable el esfuerzo y no criticable

  9. Roberto Bustamante · mayo 12, 2011

    Ojo, yo valoro harto el trabajo de producción. Creo que es de una factura envidiable. Mi crítica es al guión y al trabajo de documentación previa. Saludos.

  10. Italo · mayo 12, 2011

    el comercial es un fail, esta hecho para el deleite arribiston de los limeños, siempre lamiendo la afirmacion gringa como señal de exito, y no tanto para un publico foraneo…osea esta bien hecho, buen presupuesto, da gracia ver rostros conocidos interactuando con los gringos, pero a los pocos segundos se siente la huachaferia detras del concepto…

  11. Rodrigo · mayo 12, 2011

    Interesante. Podría ser una forma “chilenizada” de ver nuestra historia. Es decir, donde no se reconoce el proceso, sino solo el resultado. En el Sur su historia comienza desde la República. El imperio araucano simplemente no existió. Gran parte de nuestra identidad está en nuestra historia. Incluso las cervezas cuidan SU historia con ardor y orgullo.

  12. Diavolo · mayo 12, 2011

    Siempre hay un negativo, que peruano eres gordito.

  13. Roberto Bustamante · mayo 12, 2011

    En Chile, por ejemplo, hay toda esta idea que Santiago fue fundada íntegramente por los españoles, y que antes no hubo nada. Pero lo que no saben (o no dicen) es que Santiago fue un importante centro administrativo inka. No está simplemente en el imaginario. Así, se da la espalda a la población local.

  14. Paul Gutierrez · mayo 12, 2011

    Hola Roberto, me parece que aun es pronto para juzgar la campaña completa. Sin embargo, yo le note algunas fallas.

    – En comida no ha puesto ningun Juane, Tacacho con cecina o comida de la selva. Es mas, tampoco ha colocado algo de nuestra amazonia.

    – La imagen de nuestros compatriotas se basa en algunos de los personajes emblemáticos de Lima. A M. Solier la vemos pero no se interactua mas con ella como figura decorativa en 3 escenas. Lo mismo que nuestra Dina Páucar.

    En los personal, creo que la campaña esta destinada a contarnos no solo una sino mas historias, y esta es solo la introduccion al tema. Espero ver Loreto y su simil con la ciudad de España. Asi como Trujillo, y la misma Lima de Ohio.

    Y si, alli cuando cuenten la historia y vayan al tema de la comida, pues alli deberán puntualizar el porque de tanta comida criolla a base de visceras y poca carne. (Si mal no recuerdo, era lo que daban a los esclavos y no habia mas, etc).

  15. Roberto Bustamante · mayo 12, 2011

    La verdad, tocayo, a estas alturas creo que lo único que es recontra peruano es el ad hominem. Hasta ahora, de las críticas recibidas, todas han ido dirigidas al mensajero, pero nadie plantea algo distinto con respecto al mensaje. Saludos.

  16. Paul Gutierrez · mayo 12, 2011

    Me olvide comentar, que ya hay previews en audio, respecto al tema. Ya escuche alguna donde el tenor Juan Diego Flores, menciona a Lima Ohio asi que ya viene y cuando la campaña este completa se podra juzgar mejor a toda la campaña y si incluyo o no la historia detras de las principales ideas fuerza de esta campaña.

  17. Aldo · mayo 12, 2011

    Tu argumento es “El problema del discurso a-histórico es la pérdida de sentido crítico”. Yo quisiera saber si al ver y escuchar papa a la huancaína, los picarones, las líneas de Nazca, la flor de la canela, Perú Negro bailando, Sofía “surfeando”, Magaly Solier, el perro peruano, Dina Páucar, etc., no se activó tu actitud crítica y pensamiento crítico y hubo un diálogo entre estos símbolos y lo que representan: una larga historia diversa hecha de tensiones, encuentros y deseencuentros, para utilizar la jerga sociológica. El objetivo de estos primeros quince minutos fue la conexión emocional. ¿No me digas que no logró con-mover algo de tu (nuestra) identidad? El objetivo no fue el discurso histórico de documental. Para ello, existen otros espacios. Cuando esta campaña cierra magistralmente con el atildamiento de la u en Perú, se está reforzando nuestra identidad desde lo lingüístico(no se pronuncia Peru, lo pronunciamos Perú. ese es nuestro nombre en el mundo) y luego se solicita que todos seamos sus embajadores. Es decir, se enuncia la tarea del Estado y sus ciudadanos: si todos somos los embajadores, entonces enséñenos a serlos. El documental no es una clase de Historia; es el punto de partida de toda una política que debe integrar toda una gran diversidad. Eso, Roberto, se hace en las aulas, no en la televisión. Tampoco, se debe reducir la peruanidad al éxito turístico de Cusco. ¿Se siente Inca el chiclayano o se siente más Sipán? ¿Nuestros hermanos aguarunas o shipibo-connibos se puden sentir herederos de Pachacutec? Sólo apelar a esa gran marca que es Machu Picchu y lo que esta en los museos es reducir e invisibilizar todo el potencial histórico del Perú. ¿O acaso los Indiana Jones creen hasta ahora que las líneas de Nazca están en Cusco? Eso demuestra la simplificación tan peligrosa que es amapararnos en un solo símbolo. Nosotros somos diversos, el documental lo dice, el trabajo por realizar está planteado. Hubiera sido más edificante que tu artículo apunte a poner el acento en la tarea del Estado y de nosotros para que exista ese discurso histórico, y no solo negar el acierto de estos primeros quince minutos de campaña.

  18. Jose · mayo 12, 2011

    Colombia para su marca eligio el lema “Colombia es pasion” México. Único, diverso y más allá de la hospitalidad. Peru eligio “Hay un Perú para cada quien” basandose en la diversidad. Antes se uso “Peru la tierra de los Incas” tal vez seria bueno sugerir algo que una la diversidad con la historia. Mas todos son buenos intentos orientados al marketing turistico y de exportacion que permitan abrir nuevos mercados.

  19. ocram · mayo 12, 2011

    si se trata de “unir a todos los peruanos”, me pregunto cuántos peruanos conocen al chef Wong o al suferito que cuyo nombre no recuerdo o a Rafo León. ¿dónde están los ídolos de Puno, de Iquitos, de Tumbes?

    ¿cuántos, de verdad, son embajadores del Perú entero? el problema de este comercial es su público: los ppkausas (por utilizar un estereotipo fácil de recordar), para los que el Perú limita por el norte con Los Olivos, por el sur con Villa y por el este con La Molina. vamos, es sintomático que una de las pocas que sale de esos límites (Dina Páucar) sea representada jalando su llama.

  20. Oscar · mayo 12, 2011

    Concuerdo 100%, y no voy a votar por Humala (aunque KF me convence todavía menos).Al ver el video de la Marca Perú tuve una sensación de vacío de que esos no somos en sí los peruanos. Me refiero a que lo que me dio la sensación de hipocresía es ver a toda esa gente promocionando chullos, ponchos, pachamanca cuando en el Perú a excepción de Solier, Acurio y Alcántara, ninguno de ellos disfruta de nuestras cosas simplesy totalmente típicas y únicas. Se van a Nebraska a invitar nuestra comida y regalar nuestra ropa y aquí están usando polos con inscripciones en inglés y comiendo en el Kentuky o en el Dunuts, total pura hipocresía.

  21. Juan · mayo 12, 2011

    Entiendo -pero no comparto- que la pretensión del comercial Marca Perú es la de encontrarnos en un punto común, que unifique la idea Perú como un todo único y sin dejar de lado, claro, lo diverso, pero como algo decorativo y “exóticoy bla bla bla… Y decía que entiendo pero no comparto, porque, como se sabe, este comercial responde a una política de Estado, y como tal, desde el Estado, siempre se ha tratado de avalar el discurso de la identidad única y se hace todo lo posible por fortalecer nuestra identidad nacional a través de las llamadas comunidades -políticas- imaginadas, que nos dan, ciertamente, impositivamente, sin derecho a crítica o análisis, el sentido de pertenencia requerido, aunque sea arbitrario, de que somos peruanos y que nos orgullece ver a Paul Mccartney flamear la bandera, o que un gringo “apruebe” que el cuy es rico. En ese sentido, no les importa el sentido histórico de los procesos culturales, no les importa la diversidad cultural más que como mercancía. Actúan bajo la premisa de que la Identidad converge en la cohesión social y que la cohesión social da como resultante a la Nación, si pues, muy cierto, identidad promueve cohesión y cohesión social converge en UNA nación, pero eso se daría para países de un único orígen histórico; pero en nuestro caso, no, somos de distintas vertientes culturales “no tenemos identidad, las tenemos todas” (MVLL dixit) y es muy atrevido intentar representar tal collage para explicar nuestra nacionalidad que no sabemos a ciencia cierta de dónde proviene exactamente.

  22. Mauricio · mayo 12, 2011

    De acuerdo con Aldo.

    No se puede pretender que en un comercial o un documental se plasme TODO lo que “se necesita”. Este es un punto de partida. El Perú es una gran marca y TODOS estamos invitados a ser sus embajadores. Particularmente me parece que este elemento de comunicación plantea la idea de forma divertida y fresca.

    Adicionalmente, la elaboración de una marca país contempla lo que hemos sido, lo que somos y lo que queremos ser. Me queda claro que como país tenemos mucho por mejorar pero tenemos la posibilidad de decirle al mundo que AQUI tenemos TODO (soy un convencido de que las oportunidades son infinitas). Una marca país se debe sostener bajo los 3 pilares: Turismo, Exportaciones e Inversiones. Debe y representa una visión y el posicionamiento deseado.

    De todas formas siempre es bueno manejar espacios para este tipo de críticas ya que enriquecen el diálogo.

  23. arturo márquez · mayo 12, 2011

    Muy apresurado. Un a buena idea pero no muy bien desarrollada. estoy de acuerdo con que el guión debió ser más analisado, prever sus impactos socio-culturales….Esto de que ustedes tienen derecho a comer rico”…fue una cachetada que sonó y dolió mucho en aquellos muchos sitios donde comer rico no es un derecho….es solo un sueño…y fíjense, los embajadores del Perú van hasta EEUU ….Eso duele. Claro es solo una idea, pero es expresión del enorme desprecio hacia las clases oprimidas…personas que si existen pero que algunos no las quieren ni ver para no aguar sus fiestas.

  24. Julian Camino · mayo 12, 2011

    Ocram dice ¿dónde están los ídolos de Puno, Iquitos, etc? ¿cuántos, de verdad, son embajadores del Perú entero?, ¿Es que hay que hacer una encuesta para eso? Yo prticularmente no conozco al Chef Wong o al surerito ese (el tono bien despectivo y prejuicioso por cierto), claro no dice los mismo de la Solier o Gastón (claro hay que ser políticamente correcto, ¿no es verdad?). Todos los que salen ahí tienen algún mérito, si tú no los conoces o alguien no los conoce, entonces en buena hora que se hagan conocidos. Al parecer, para Ocram, los ídolos de Puno, de Iquitos y de Tumbes, tienen que haber hacido allá. O ser “peruanamente conocidos” en tal caso, debería estar Pizarro, Farfán, las voleibolistas, etc. Los argumentos son bien pobres para alguien que se dice estudioso o analítico.

  25. Diavolo · mayo 12, 2011

    Roberto :
    no todo tiene que tener trascendencia socio cultural, si alguna vez has estudiado comunicaciones veras que el mensaje debe ser digeriblemente light o sera rechazado. En diseno grafico por ejemplo la sintesis, el representar un objeto o idea con la menor cantidad de lineas y detalles. Quiere decir que le quitamos significado ??? NO.
    Yo soy peruano y vivo afuera y no me ha parecido nada malo el video. Si tu quieres conceptualizarlo hacia la “esencia” de nuestra historia y sociedad me atrevo a decir que vas a perder a todos en tu laberinto.

  26. Roberto Bustamante · mayo 12, 2011

    ¿Y quién reclama transcendencia socio cultural? Solo señalo los vacíos que representa el video de marras, por dios. ¿Tanto problema es eso?

    Y ojo, hay un tema que no sé si te das cuenta, Diavolo: Esto es algo que tú y yo pagamos. ¿Se entiende? Esto no es algo que la Cámara de Comercio de Lima ha pagado, sino todos nosotros. Y nuevamente, no me voy contra la producción ni contra los actores. Creo que hay gente suficientemente capa aquí como para hacer algo mejor, más articulado y más inclusivo.

    Sugiero aquí el ya clásico texto de Cecilia Méndez, Incas sí, Indios no. Apuntes sobre el nacionalismo criollo. http://www.cholonautas.edu.pe/modulo/upload/Mendez.pdf

    Lo que tenemos aquí no es otra cosa que la glorificación del rollo del éxito y del mestizaje, pero sin indios, sin historia nativa. Que no quieras aceptarlo y que te rompas la cabeza diciendo “no puede ser así, por qué tendría que serlo”, es otro cantar.

    Saludos.

  27. Diavolo · mayo 12, 2011

    Bueno pero no te enojes … (mismo Chavo)
    las cosas se pueden mejorar , pero es un comienzo de algo positivo , es perfecto ? quizas no , pero es un buen comienzo.

  28. Victor Falcón Huayta · mayo 12, 2011

    Creo que hay que tener en cuenta el público objetivo al que se dirige el spot. Asimismo, el efecto que busca en ese público objetivo. Teniendo en cuenta estas premisas, creo que hay que considerar la Institución que auspicia el spot. Con estos elementos podemos comprender mejor el resultado y, a partir de allí, hacer el análisis del producto. Me parece que el spot tiene por público objeto al peruano, y busca “decirle” que debe ser un buen “embajador” del Perú y “venderlo”, o vender sus productos en el mercado, básicamente al extranjero. La “marca” es para identificarlo/distinguirlo en el mercado y los productos que se venden son ciertos ítems peruanos que han alcanzado “prestigio” internacional. Es lo que hace Promperú, promocionar al país. El problema es que, desde el Estado, sólo se fomente eso, en TODAS las instituciones estatales. Y estoy pensando en los Ministerios de Cultura o Agricultura. Por ejemplo, que desde el Ministerio de Agricultura se fomente la introducción de transgénicos nos dice claramente que no le interesa la diversidad alcanzada en los maices o las papas, y menos aún, la suerte de los campesinos, responsables de haber logrado esta variedad en estas dos dos especies. Es claro que eso responde a una política de Estado. Si el gobierno de ese Estado fomenta SOLO esas acciones de “venta” o mercantilismo, podría endilgársele tal vez que opera bajo una “razón colonial”. Espero haber contribuído en algo en el debate, que no es ocioso ni prematuro.

  29. miluska elguera · mayo 12, 2011

    Les basta? Si me dicen q es un inicio de algo, de un proyecto para luego pasar a la parte humana de todo lo entenderìa, pero tengo el presentimiento d q a algunas personas les bastarà q un gringo coma picarón para sentir q somos importantes.

  30. Julius · mayo 12, 2011

    He leído todos los comentarios y el artículo. Conclusiones:
    Los peruanos no vamos a estar de acuerdo nunca.
    Todo trabajo e iniciativa se analiza casi siempre desde el punto de vista negativo, todo está mal, les falto tal cosa.
    Estoy de acuerdo con la crítica pero proponiendo.
    Se está tachando un trabajo que recién empieza, la película recién ha corrido 3 minutos y ya tenemos una conclusión de los 100 minutos.
    Queremos ser más papistas que el papa (espero que los ateos no me odien por el ejemplo pero creo que se entiende).
    Y por último, estamos llenos de complejos y acomplejados.
    PD: De acuerdo en que progresivamente debe incluirse otros iconos culturales y regionales. Pero para empezar para nuestra familia quedamos contentos.
    De acuerdo en que no necesariamente este tipo de comerciales deben ser una clase de historia.

  31. Ximena · mayo 12, 2011

    ¡Gracias por el link del artículo de Méndez, hoy, y a esta hora, es justo lo que necesitaba para un paper! Sobre los comentarios, solo puedo decir que efectivamente, nos dejamos endulzar muy rápido y de manera muy simple…sin llegar a ver el fondo de las cosas, las críticas se quedan en la forma. Con ponernos a personajes cheveres y enseñarnos nuestra rica comida, caemos rendidos…Al menos eso fue lo que me pasó. Lo he tenido que ver varias veces, porque algo no me cuadraba. ¿Nadie vio la parte del documental en donde se muestra el “crecimiento económico del Perú” en el periódico? Por eso es peligroso el documental, ya que en formato light y de manera impecable nos repiten la misma cantaleta de siempre…el Perú está creciendo (y no importa a costa de quiénes).

  32. felipe gomez · mayo 12, 2011

    y despues dicen ke los medios no influyen en nada plop. no exisitiria la publicidad.

  33. Saul Anampa Mesias · mayo 12, 2011

    ¿Relacionar Odios, rencores y complejos con las Ciencias Sociales? Me gustaria saber si te basas en comentarios de “otros” o en tu flaco interés por ir más alla de los prejuicios…. Ah! ¿Sabiás que la economía esta entendida también como una ciencia social? ¿Y que si no fuese por sociologos o antropologos los estudios de impacto social que solicitan las minas serían más pobres? No es nada personal….pero dale vuelta a la página y averigua…

  34. Pingback: Victor Vich: El reinado sobre la cultura | elmorsa.pe
  35. Pingback: Confianza entre peruanos | elmorsa.pe
  36. Ricardo · mayo 12, 2011

    Lo superficial aquí es el análisis. Es decir, que a una campaña publicitaria (que es lo que es) le debemos agregar todos los matices culturales e históricos hasta que todos estemos felices? No es realista. La Marca País es para venderte, para hacerte atractivo, para que te visiten. No es un diagnóstico de la CVR en donde nos tenemos que mirar bien a los ojos y entender quienes somos y a dónde vamos. Por favor.

    Se ha pagado con la plata de todos, sí. Siempre habrá gente que no esté conforme, evidentemente. Pero de ahí a calificarlo de frívolo, sin contenido? Ni hablar! Cumple el objetivo.Colombia tuvo un comercial promocionando su Marca País, y decían que el peligro era querer quedarse. Los colombianos debían hacer una crítica política y social y un diagnóstico sobre su problema de narcotráfico? Evidentemente no. 
    Aquí se rasgan las vestiduras y piden inclusión y no discriminación… pero lo que sale en el comercial es lo que consumen! Muy lindo y fácil el rollito políticamente correcto, pero se queda en eso.

  37. Anónimo · mayo 12, 2011

    Ricardo, gracias por comentar. Mi crítica ha ido por el lado del discurso que hay alrededor del video que se produjo alrededor de la Marca Perú. Evidentemente, tienes razón, no todo debe entrar. Pero hay decisiones que se toman y por allí van mis críticas. 

    Sí, es cierto, la Marca País es para vender. El asunto es cómo lo muestras y qué propones. Y no dudo jamás de la capacidad de nuestros expertos en publicidad para hacer algo mucho mejor. 

    PS. Sobre lo políticamente correcto. Ir a favor del status quo no es ser “políticamente incorrecto”, sino todo lo contrario. En este país ser un pelín crítico y demandar profundidad histórica a los comentarios es lo incorrecto. Saludos.

  38. Ricardo · mayo 12, 2011

    Te parece que no vivo en el país? 
    Lo que dices en este comentario no es lo que está reflejado en el post. Lo que pides es que cuando hablemos de la papa, hablemos de inmigrantes chinos y esclavitud, y eso no es realista, ni práctico ni acorde con el objetivo de una campaña de Marca País. 
    Que en este comentario suavices tu posición es otra cosa, pero igual me parece que queda en algo superficial, “se pudo hacer mejor” sin especificar dónde está la línea entre lo que consideras adecuado históricamente y perder al público objetivo y efectividad de la campaña. Decir que se pudo hacer mejor no es lo mismo a tirártelo al suelo diciendo que es frívolo y sin contenido. Ojo con eso.
    El mal llamado documental presenta muy bien nuestras mejores cartas de presentación: nuestra comida, el surf para el cual tenemos playas geniales, la música tradicional, el pícaro bromista, la camaradería de compartir las cosas… Qué otra cosa esperabas para una campaña publicitaria? Qué trasfondo histórico era útil en ese contexto?
    PS. Yo dije que lo políticamente correcto es decir que los que han sido seleccionados como embajadores “parecen salidos de un comercial de Plus TV” y por qué no tenemos más embajadores de las provincias, cuando es lo que más vende y, por tanto, cumple mejor el objetivo.

  39. Anónimo · mayo 12, 2011

    Ricardo, lo interesante de discutir es ir buscando puntos medios, no de defender a ciegas una posición hasta que el mejor venza al otro en justo duelo. Sigo defendiendo lo básico de mi posición, que el “documental” habla de todo este rollo de la “diversidad sin historia”, que es parte, además de un rollo que se ha ido instalando en los últimos años en ciertos espacios limeños.

    (Es interesante anotar que, por ejemplo, en Mistura, Gastón Acurio TODO el tiempo reivindique tanto a los cocineros como a los cultores de la diversidad de las especies peruanas, los campesinos indígenas y pequeños agricultores. Estos, claro está, desaparecen del discurso. Nuevamente, es el “incas sí, indios no” de Cecilia Méndez”).

    “apelar a las reales o imaginadas glorias incas para defender al Perú  de  una invasión, era una manera de establecer el carácter “ya dado” de la nacionalidad, y de negar la posibilidad de que ésta se fuera forjando desde, y a partir de, los propios sectores indígenas, los mestizos, la plebe y las castas. Y de ello no se librarían en lo sucesivo, los mejor intencionados indigenismos.”

    En muchos aspectos, seguimos en el largo siglo XIX.

    Saludos.

  40. Alex · mayo 12, 2011

    Gran respuesta Roberto.

  41. Ricardo · mayo 12, 2011

    No pido que te cierres en tu posición porque sería una necedad. Pero tampoco significa que no pueda hacerte notar el cambio en lo que dices y que no es un trabajo frívolo y sin contenido, que se trata de un trabajo que cumple con su objetivo (y lo cumple bien, a mi parecer).
    Ahora bien, siempre hay espacio para mejorar, eso es claro. Pero es distinto a lapidar la campaña o acusarla de centralista, eso me parece que no es correcto.
    Incluir a los campesinos o indígenas en el comercial de Marca Perú va a mejorar en algo su situación? Yo creo que no. El comercial es para enganchar, atraer, no para críticas sociales o reivindicaciones, para eso existen otros espacios más adecuados.

    Saludos.

  42. Alex · mayo 12, 2011

    La historia DUELE, hablar de que somos un país gastronómico es mas digestivo, la publicidad busca crear una imagen, sea o no la del verdadero país que somos, busca solo eso hacer una marca, no somos ni pitonisos ni tenemos información preciso si a los productores les importo eso que se llama identidad nacional. Por eso la verdadera marca esta en nuestro comportamiento como peruanos, aunque suene cursi, es la bendita realidad al ver que siempre que se tiene una opinión o un estudios, hay gente dispuesta a destriparte.

  43. César · mayo 12, 2011

    Pero, ¿de qué estamos hablando cuando decimos “lo peruano”, “el peruano”, la “peruanidad”? Hay que ver primero que estas ideas nacionalistas son construcciones dotadas de significado por quienes las producen y usan, y que la reinvención contemporánea de nacionalismos resulta en “artefactos” algo distintos de aquellos de los que hablaban Anderson y Chatterjee. 
    El réclame ese refleja mucho de los esquemas de pensamiento de un sector social limeño, joven, acomodado, hasta ppakausista quizás, como han dicho por ahí. Los realizadores proyectan su visión de la peruanidad, una visión formada desde sus estereotipos, prejuicios, modas, complejos (concuerdo con lo huachafo que se ve buscar la afirmación ante los gringos, hacerles piruetas), etc. Lo lógico hubiera sido discutir primero qué es “lo peruano” y la “peruanidad”, y diseñar luego la campaña o los réclames. Si lo hicieron, parece que fue solo desde sus estereotipos, sin un examen más profundo, y les salió lo que les salió. Mal que se pretenda hacer hegemónica esa noción de peruanidad, basada solo en aquello que se puede vender a los turistas. Es como vender alfajorcitos y frutas a los gringos que miran por las ventanas de los buses, pero a gran escala.  

  44. Lucero · mayo 12, 2011

    Disculpame pero el país no es solo “EXPORTACIONES” SABES?…. la marca Peru refleja una gran cobertura “beneficiosa” para una imagen internacional pero esta es POBRE por los sujetos que incluye desde la perspectiva cultural….