En Nuevo Occoro, Huancavelica, una niña de 9 años usa las cabinas públicas de Internet instaladas por Inictel. Al mismo tiempo, juega con su muñeca Barbie, con una ropa que ella misma le ha hecho. Le pregunto qué está buscando. Me dice que está entrando a la página oficial de Barbie porque quiere ver nuevos diseños para hacerle otras ropas a su muñeca.

Nuevos usos de TICs en Huancavelica

Cuando nos imaginamos a la Internet en el Perú lo primero que aparece en nuestra mente es la ciudad. Poco sabemos de su uso fuera de Lima, en Áncash, en Huancavelica o en Junín. Sin embargo, debido a proyectos piloto y el desarrollo de políticas estatales, cada vez más jóvenes de las zonas rurales vienen conectándose en los últimos años.

CONFLICTO GENERACIONAL

Pero esto no ocurre sin problemas. Buena parte de las autoridades locales busca controlar o censurar los usos que ellos consideran “poco útiles”, como el acceso de los jóvenes a las redes sociales o al correo electrónico. Afirman que con ello pierden el tiempo o se exponen a algún peligro. Desde el punto de vista de los adolescentes, eso no es así. A través del chat se comunican con sus familiares en Lima. Les preguntan por algún trabajo o nuevas posibilidades de estudios.

Tic en zonas rurales Perú: 2007-2010
Perú: Nuevas Tecnologías en Zonas Rurales. Fuente: INEI. Elaboración propia. Hacer click para ver más grande.

El chat se vuelve, así, un medio de movilidad social. Los padres están también en conflicto permanente. Aunque son suspicaces sobre los peligros de Internet, reconocen su eficacia en la comunicación. María de Laria, por ejemplo, le pide a su hija que le traduzca al castellano una carta que ella ha escrito en quechua a su hermana que vive en Lima y que la envíe por correo electrónico. María ha sido capacitada para el uso de Internet, pero prefiere leerle la carta a su hija, pues ella es más hábil. Los profesores tampoco saben qué hacer. Creen que Internet debe ser usada solo para las tareas escolares. Pero esto no le toma al adolescente más de diez minutos. El resto del tiempo lo dedica, posiblemente, a buscar un poema para enviárselo por correo al chico o chica que le gusta. Así la cabina se vuelve una zona liberada, no exenta de hormonas adolescentes en ebullición.

NATIVOS DIGITALES

La literatura especializada ha acuñado el término “nativos digitales” para referirse a esta nueva generación vinculada a las nuevas tecnologías. Las políticas públicas se han puesto como meta la formación de más nativos digitales, lo que explica la compra de las laptops del proyecto OLPC. Sin embargo, los problemas no están en los equipos, sino en las autoridades que no terminan de creer su propio discurso, pues el proyecto original establecía que los niños podían llevarse las laptops a sus casas pero, en un excesivo celo o miedo, las autoridades prefieren que se guarden en el colegio.

huancavelica 062

Lo cierto es que los profesores no saben qué hacer frente al nuevo escenario. Incluso hay niños que no saben realizar una operación matemática básica en el papel y recurren a su laptop. Sería un error atribuirle ese problema a la computadora. El Estado parece haber lanzado a miles de profesores al vacío, a que intenten formar una nueva generación que en muchos casos está fuera de su alcance.

En Pacarán, Cañete, donde no llega ninguna compañía de telefonía móvil, muchos jóvenes cuentan con un celular, y van a zonas donde hay cobertura para estar conectados. El celular se ha vuelto, como decía McLuhan, en una prolongación del cuerpo. Como los adolescentes de Nuevo Occoro, estos jóvenes ya forman parte de la gran colmena digital que crece todos los días.

(Artículo aparecido el domingo 15 de mayo del 2011 en el suplemento El Dominical del Diario El Comercio)

Fotos por el autor. Hacer click para ver más grande. Algunos derechos reservados.
El cuadro es en base a información de INEI. Elaboración propia.

Perútags: