Anonymous. Por Matt Westervelt. Algunos derechos reservados.

“Ciudadanos libres del mundo, los gobiernos de Chile y Perú siguen vulnerando los derechos de su pueblo, esta vez vigilando todas sus comunicaciones en los blogs, facebook, twitter e incluso ubicando geográficamnte la fuente de lo que se postea y/o se comunica […] Anonymous no lo permitirá.”

(Ver versión en imagen)

Y así Anonymous llega a esta parte del mundo. Al parecer lo que llamó la atención fue la polémica en Chile por el contrato que firmó el gobierno de Piñera con la empresa BrandMetric para el monitoreo y localización geográfica de los comentarios que la gente deja en redes sociales.

No podemos olvidar que aquí la candidata Fujimori habló también de controlar los contenidos en internet, usando como excusa el peligro que traería a los menores de edad.

Ahora pues.

Ojalá solamente que el tema sea tratado con algo de mesura y no con el tono naturalmente irresponsable de parte de los medios masivos, que seguro lo confundirán todo, como están acostumbrados.

Ah, ¿y quién es Anonymous? Pues, tú, yo, el vecino, el que te atiende en la cabina de internet, tu alumno, la chica que está a tu costado.

Actualización: Erick Iriarte en los comentarios pregunta por qué el Perú, que qué hemos hecho para molestar a “Anonymous”. Pues, entre otras cosas:

1. Es un país donde tenemos juicios abiertos a blogueros que escriben sobre política. Más allá de que te guste o no la sentencia, o te caigan bien o mal estos patas, el proceso no es lo suficientemente claro y se sospecha de presiones externas sobre los jueces. Eso genera un pésimo precedente.

2. Tenemos BTR. Una mafia de chuponeadores tanto de llamadas telefónicas como de comunicación por internet. Muchos de estos chuponeadores vinculados al Servicio de Inteligencia de la época de Montesinos. Y continuaron funcionando sirviendo inclusive al actual gobierno (según las declaraciones de los propios chuponeadores) hasta hace muy poco.

3. Ambigüedades con respecto al próximo gobierno. Ya tuvimos durante la campaña una actitud abiertamente de control de internet por parte de la candidata Fujimori. Ahora el presidente electo Humala habla de “fortalecer las redes sociales”.

4. Una política criminalizadora sobre derechos de autor en el entorno digital. Tenemos canon digital. Y ahora tendremos nuevo tratado de libre comercio, que en su parte de derechos de autor dice textualmente: “Capacidad de ISPs para identificar usuarios, Incentivos legales para que ISPs cooperen con titulares de derechos a identificar y detener la transmisión de contenido” (vía Alt1040).

Vamos, no es para nada el mejor de los mundos.

Nuevamente, si todo esto de Anonymous puede servir para que se abra el debate en torno a los derechos en internet, bienvenidos.

Perútags: