Una nueva contribución para @Antiprensa. Algunas pistas para entender por qué Villarán tiene tan poca aprobación. Copio un par de párrafos y recomiendo que lean el texto completo.

“Entre los hechos sorprendentes del año pasado, estuvo el triunfo de Susana Villarán en las elecciones municipales. Fue sorpresivo porque nadie realmente se lo esperaba y todo comenzó con la salida de Alex Kouri de la carrera hacia la Municipalidad Metropolitana de Lima. Para refrescar un poco la memoria, como he sugerido en otro lugar, su triunfo tuvo que ver con que ella representaba como alguien de fuera del establishment político (outsider aquí sería un término exagerado) y con que podía refrescar la alcaldía aportando más eficiencia y eficacia, y con algunos mensajes innovadores. […]

… la festiferia por el día de los trabajadores, el Ciclodía, entre otras acciones que bien pueden ser calificadas como medidas importantes, pero que no se encontraban entre las prioridades en la agenda de la opinión pública limeña. Esta tiene otras preferencias –como, por ejemplo, la preocupación porque la ciudad está sitiada por hordas de asaltantes. Es necesaria ante esa brecha una contraofensiva por parte de la Municipalidad para empatar las distintas agendas –la del gobierno local y la de los vecinos– y para así recuperar la confianza en la institución (y consecuentemente también la confianza en que al salir a la calle no te va a pasar nada).”

Leer y comentar (sobre todo) en Antiprensa.

Actualización Setiembre 2011:

Aprobación de Susana Villarán

En la última encuesta de Ipsos Apoyo se ve cómo Susana Villarán cae al nivel más bajo de aprobación.

Perútags: