El día sábado, Patricia del Río, en su columna de Perú21 escribió sobre la violencia cotidiana que se da contra las mujeres en las calles limeñas. Violencia nada asolapada que se justifica (cuando no se invisibiliza) de múltiples maneras. Se justifica cuando se dice que una mujer, al salir arreglada, quiere que la piropeen. Se invisibiliza cuando, de manera cínica, se dice que “hay también la violencia de la mujer contra el hombre”, como si todo fuera lo mismo. Copio dos párrafos y sugiero encarecidamente su lectura completa.

“Siempre me pregunto cuándo llegará el día en que caminar por las calles deje de convertirse en un deporte de aventuras para las mujeres. A veces nos ganamos con un simple: “Psst, psst, flaquita”. Otras nos toca un mañosón que nos persigue cuadra y media haciendo unos ruidos horribles. Nunca falta el que cree que puede referirse a nuestro cuerpo como si fuera un plato de Mistura: “Qué rico culo, mamita”, “me comería tus…” “te chuparía la ….”. Ya, mejor ustedes completen.

Las mujeres no nos hemos resignado. Todos los días insultamos, gritamos y hasta lloramos de rabia. Pero nada cambia. El acoso es cotidiano y, salvo protegernos con sprays de pimienta o clases de karate, no tenemos mucho más que hacer. Cuál debería ser nuestra estrategia: ¿Acercarnos al policía de la esquina? ¿A decirle qué: “A ese señor le gusta mi poto”? No pues. Nadie está dispuesta a pasar por tremenda humillación por las puras. Al acosador no lo van a encarcelar, y lo más probable es que al policía le parezca que llevamos la falda muy corta y que la culpa es nuestra. ” (Aquí no pasa nada, Patricia del Río).

Violencia que además se da y se reproduce en todos los espacios de socialización, internet y los medios de comunicación masiva.

Justo ayer, como una suerte de respuesta macabra a la columna de Patricia del Río, en el programa Fútbol en América, a un reportero se le ocurrió hacer una “encuesta” a los hinchas de un equipo de fútbol local, “si los peruanos somos buenos piropeadores”. Más allá de las respuestas, lo chocante es el espíritu celebratorio y festivo del reportero, sin ningún tipo de crítica a nada de lo dicho. Tampoco fue comentado por los conductores del programa, Gonzalo Núñez y Erick Osores.

(Si no se puede ver el video, ya sea porque estás leyendo esto en Facebook o en Google Reader, puedes ver el video aquí: http://www.tubechop.com/watch/207157)

Por suerte, uno se puede quejar. En la página de ConcorTV se dice que uno puede descargar un formulario y enviarlo a Jorge Baca Álvarez Marroquín (correo: jbacal@ugartedelpino.com.pe).

He subido un formato general que puede ser descargado y enviado al correo anterior.

A los y las que nos ha indignado el video anterior, sugiero escribirle al Sr. Baca y expresar nuestra queja.

Hasta el día de hoy, se han registrado 43 casos de feminicidio en lo que va del año (fuente RPP). Muchos de estos casos se justificaron porque la mujer no le hizo caso al hombre en el ámbito doméstico. El 2009 se detuvo a 485 personas por violación sexual a menores. Esa cifra aumentó a 651 en el 2010.

Perútags: