Esta semana en uno de los colegios donde venimos realizando talleres en el distrito de Independencia, mientras preparábamos los materiales para la exposición y terminábamos los detalles de la actividad colectiva que íbamos a hacer (usando para ello la herramienta colaborativa Pirate Pad), algunos chicos (quince años, promedio) estaban terminando su tarea. Una tarea encargada por una profesora. Esta consistía en “buscar” información sobre un artista, copiarla en un archivo de Microsoft Word y copiar y pegar varias letras de canciones. El “trabajo” para el alumno era ponerle un formato divertido y juguetón a la hoja de word (una imagen de fondo, un título con WordArt). Listo, tarea terminada.

Uso de TIC para la educación

Las computadoras y el acceso a internet termina reducido a eso, a buscar información en Google, no discriminar por qué un enlace aparece antes que otro, entrar al sitio web que aparece en primer lugar, copiar y pegar en un Word. Lo “creativo” estaría en el formato, en el uso de colores, en el fondo de la página.

Ya, luego, comenzamos a trabajar. La idea era responder una serie de preguntas (todas ellas sobre la realidad de su barrio), analizarlas, armar una idea central, armar una lista de keywords y luego leerlas en clase. Al roche inicial, luego siguió una discusión. Usamos Wordle para resaltar los keywords de cada texto. Pudieron ver allí qué habían hecho, compararon las ideas centrales de sus textos con lo que Wordle “pensaba” que eran las ideas centrales. Se sintieron desconcertados porque nadie les pregunta sobre lo que ellos saben y ven a diario.

Pocos profesores piden a los alumnos que escriban. La “independencia del Perú” termina siendo una página más entre otras y los datos que allí aparecen son unos más entre otros muchos; luego un juego de muñeca entre el control C y el control V. No hay mashup, sino más bien un mecánico copy and paste. Luego llegan a la educación superior repitiendo lo que era normal en el colegio.

Por otro lado, son chicos que están acostumbrados a manejar una serie de datos e informaciones, mucho mayores a los que los profesores les van a enseñar jamás. El profesor sigue pensando que él es el filtro del conocimiento y no quien más bien debe trabajar con los escolares la práctica de crear, producir y alimentar de conocimiento internet. Mi breve experiencia me dice que el aprendizaje de las TIC funciona mucho más cuando se presenta un tipo de reto o un proyecto común: las TIC dejan de ser un fin en sí mismo, y más bien se vuelven lo que McLuhan deseaba: una extensión misma de lo sensorial. Vale la pena preguntarse, qué clase de extensión es la que estamos creando en las aulas cuando tenemos alumnos que su relación con la información y la producción es básicamente Copy and Paste.

No sé hasta qué punto esto viene siendo discutido en las nuevas esferas del Ministerio de Educación. Hasta ahora no he encontrado mayor comentario, pero es probable que se siga viendo el uso de las TIC como algo externo a los cursos que normalmente se dictan. Lo cual, es un poco más de lo mismo que siempre.

Perútags: