glance
Mirada por Mr. Wright. Algunos derechos reservados

La mirada nos define. Aunque por allí alguien puede decir lo contrario, casi no cambiamos de mirada desde que tenemos unas semanas de nacidos. Y no solamente me refiero a la capacidad de observación, sino también a la forma como miramos y nos expresamos facialmente.

Esta semana que pasó ocurrió que nos pareció que Vera ya va agarrando una mirada. Una forma de vincularse con sus padres tratando de expresar algo más que hambre, sueño, fastidio y placer. Un atisbo de lenguaje no verbal para expresar más cosas, como simple agrado porque alguien esté presente.

O cuando abrió los ojos solamente un par de segundos para cerciorarse que estábamos cerca y volverlos a cerrar y hacer un puchero.

Poco a poco vera deja de ser un Homo sapiens sapiens para pasar a ser humana.