El 2011 fue el año de las promesas.

Yuyanapaq: Para Recordar photo exhibit
Yuyanapaq por The Advocacy Project. Algunos derechos reservados.

1. Comenzó con mucho brío con la nueva gestión de Susana Villarán al frente de la Municipalidad Metropolitana de Lima. Un equipo interdisciplinario elaboró un documento de ocho carreteras para una política cultural de la MML. Sin embargo, esas ocho carreteras carecían de un norte e indicadores y metas claras, medibles, cuantificables. “Es más difícil de lo que habíamos pensado”, dijo Víctor Vich, uno de los artífices de las ocho carreteras. Hubo finalmente un cambio en el equipo. Ahora ha entrado Pedro Pablo Alayza y entre otras cosas lanzará la Bienal de Fotografía y también un fuerte trabajo para la puesta en valor del patrimonio arqueológico de la ciudad.

2. ¿Hacia dónde va el Ministerio de Cultura?. Ya el año pasado habíamos advertido los problemas de tener un ministerio antes de saber el para qué. Además, el tema complicado de juntar dos estrategias disímiles (las políticas culturales por un lado y el tema concretamente político de la aplicación del Convenio 169 y la Consulta Previa) y que un mismo ministro tenga que responder por ambas. Y eso sucedió. Tuvimos a Susana Baca como la primera ministra de cultura en el actual gobierno y francamente fue una decepción. Por un lado, tuvimos no una estrategia para políticas culturales, sino una suma de actividades; al mismo tiempo, una serie de intrigas alrededor del Instituto Nacional de Desarrollo de los Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuano (INDEPA) que terminó con la salida de su directora Raquel Irigoyen y de Vicente Otta, viceministro de interculturalidad. Ahora están Luis Peirano (comunicador) a la cabeza del ministerio, Rafael Varón (historiador) como viceministro de Industrias Culturales e Iván Lanegra (abogado “casi ex-abogado y politólogo de corazón”, en sus propias palabras) en el viceministerio de Interculturalidad. Ojalá terminen el reglamento de la Ley de Consulta Previa para el 2012.

Encima les quitaron Radio Televisión Peruana (que regresó a Presidencia de Consejo de Ministros).

3. El asunto de Las Malas Intenciones. No sé. A mi me quedó un mal sabor toda la movida alrededor de la reposición de la película Las Malas Intenciones (ver el recuento del asunto LMI en el blog de Hans Rothgiesser, Economía de los Mil Demonios). ¿Por qué esa película motivó la movilización del Ministerio de Cultura y no otras? ¿Esa va a ser la política cultural sobre cine para los próximos años? ¿El Ministerio hará políticas al “comunicadazo”? Darle poder dentro de ConaCine al gremio de directores no es la solución y más bien se necesitan indicadores y metas. ¿Tan difícil es hacer políticas culturales ordenadas?

4. Derechos digitales en la picota. Primero fue las negociaciones del acuerdo TPP. Luego lo que viene ocurriendo en Estados Unidos con SOPA. En el Perú no le entramos todavía a estos debates. El creciente poder de entidades intermediarias como APDAYC debería ser una señal suficiente para preocuparnos. Ojalá el 2012 podamos ampliar la discusión pública. Finalmente, se tratan de los derechos que tenemos nosotros como usuarios dentro de la red.

5. El Lugar de la Memoria. Es un tema de políticas culturales el cómo nos enfrentamos con la historia, tanto la antigua como la reciente. El 2012 no solamente finalizó con un Lugar (ex Museo) de la Memoria inconcluso, sino que le han añadido “Tolerancia y la Inclusión Social”. Hubiera preferido, ya no importa, un “y de la reconciliación nacional”. Señales de que este gobierno, como los anteriores, tienen una idea clara de cómo debería recordarse el pasado (¿tolerar exactamente qué?). ¿Se terminará este año que acaba de entrar?

Así, se fue el 2011, un año de proposiciones. A ver si este 2012 se cumplen un poquito, al menos.

Más:
– Los amigos de Tándem han escrito un documento que vale la pena discutir: Hacia una nueva generación de políticas culturales en el Perú. Once retos para el gobierno de Ollanta Humala.

En otro post discutiremos sobre los medios en el 2011.

Perútags: