Yo me acuerdo que lo leí por primera vez a través de uno de esos archivos Powerpoint que alguien envió por correo. Enseñaba que los  robacasas marcaban los domicilios de distintas formas para saber cuándo debían robar y qué había dentro. Y era más o menos creíble porque alguna vez hemos visto eso, una X en la puerta.


Fuente: Perú21

El asunto es que no había nada más. No había explicación alguna de dónde vino esa fuente. Quedó como una leyenda urbana. Como con las conspiranoias, para que funcione, estas deben tener por lo menos un elemento basado o anclado en la realidad, aún cuando el resto no tenga mayor evidencia. (Por ejemplo, la historia de la “burundanga” en los taxis o la reciente historia de la chica que denunció ser asaltada en un taxi de empresa). “Pero, qué, yo conozco a un amigo que le pasó exactamente eso, olió algo y se lanzó del vehículo”. Sí, sabemos de historias de asaltos, pero no hay ni un solo caso identificado de un taxista que haya usado una suerte de spray superpotente para adormecer pasajeros. Ni uno solo.

Regresemos a nuestra historia. No tenemos tampoco un caso registrado de una banda de ladrones que haya dicho abiertamente “usamos esas marcas para robar casas”. No. No hay. Ahora lean esta noticia que ha salido en portada de un diario hoy.

“La Municipalidad de Miraflores, con apoyo de sus comités vecinales de Seguridad Ciudadana, ha logrado identificar algunas de estas marcas, las que podrán observar en la parte superior de esta página.

Sorprende, por ejemplo, el empleo de una especie de aureola, la que identifica a los hogares que dan buena acogida a los que hablan de Dios. También está la ‘X’ que ‘alerta’ sobre la ubicación de un predio cuyos ocupantes han salido de vacaciones.

La mencionada comuna ha repartido más de 50 mil cartillas advirtiendo de esta realidad a sus moradores. Pero, a veces, estos esfuerzos resultan vanos.”

Ahora, veamos unas imágenes publicadas en el año 2007 por el famoso blog mexicano Alt1040.

¿Qué tal? ¿Se parece a lo publicado por Perú21? Sí, igualito.

Exacto. Un bulo o un hoax. Una noticia fraudulenta. El caso es que una municipalidad distrital se lo tomó como firme y ha invertido en la impresión y distribución de 50,000 cartillas con esas imágenes.

Pero, claro, siempre podrán decir que fue la policía la que les dio esa información y así seguiremos hasta ver a los monos infinitos que inventan este tipo de noticias.

Actualizado 1 (17-8-12, 8:30am): Alberto de Belaúnde, que trabaja en la Municipalidad de Miraflores, dice ” Hola Roberto, es un tema recogido de la policía nacional”. Ok, la misma Policía Nacional que creía en pishtacos.

Perútags: