Ana Jara y el Cambio Climático

Yo sé que todo el mundo está ahora con el tema del voto de confianza del Congreso al Gabinete Jara. Y que mucho pasa por lo que el partido de gobierno pueda negociar, que el financiamiento de las pensiones, que si un ministro sale, etc.


Cambio climático. Mucho más que un tema de pobres osos polares.

El domingo, sin embargo, se filtró una noticia sobre los posibles ministros que saldrían. Por un lado, Eleodoro Mayorga, responsable del Ministerio de Energía y Minas, a quien el tema de la consulta previa no le importa mucho. Claro, no están pidiendo su salida por aquello, sino por su cercanía con empresas.

Pero, también se habló mucho de la posible salida del Ministro de Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, involucrado en un momento en los #CornejoLeaks. Y es porque, en lo que va este gobierno, la agenda ambiental no parece ser una prioridad.

Más allá del resultado en el Congreso (donde al final se obtuvo el voto de confianza, mediante una salida poco limpia, pero siempre dentro del reglamento), es poco lo que va a hacer este gobierno este año para impulsar una agenda ambiental. Lo cual es irónico, dado que este año va a darse el encuentro internacional COP20, que es algo así como el Mundial de la FIFA, pero del medio ambiente.

El cambio climático y cómo estamos destruyendo nuestro único medio de vida

Desde pequeños hemos ido escuchando una serie de historias sobre cómo estamos haciendo añicos el planeta. Que los aerosoles, que los CFC, que el efecto invernadero, que la capa de ozono. Es más, me acuerdo de algún documental donde daban cuenta de todo esto y cómo así van a ser las cucarachas las únicas en sobrevivir (bueno, ellas y los osos de agua o tardígrados, los animales más resistes del planeta).

Y, claro, éramos jóvenes e imprudentes y muy escépticos y no hicimos tanto caso. No nos culpen, muchos científicos tampoco se ponían de acuerdo. Unos decían que el calentamiento que se registraba era parte de los ciclos naturales de la tierra, otros decían que tenían que ver con las emisiones de gases. Así son los científicos, discuten hasta que llegan a algún tipo de acuerdo.

De hecho, ciclos climáticos han habido antes. Por esos ciclos es que los homo sapiens (nosotros) pudimos cruzar el estrecho de Bering, hace cerca de 40,000 años, que en los tiempos del planeta no significaron nada.

Y como los científicos no se ponían de acuerdo, los políticos menos. Y acusaban a cada lado de la discusión de ser parte de alguna conspiración. Hasta que llegamos al punto del consenso científico. Cerca de 97 científicos de cada 100 están de acuerdo con el hecho que la tierra se está calentando y que eso está directamente relacionado con la actividad humana. Y con la emisión de gases desde la revolución industrial.


Fuente: Agencia de EEUU para la Protección del Ambiente.

¿Ven? Las causas naturales no explican el incremento de la temperatura.

Como si no fuera suficiente con ser una especie voraz y que crece poblacionalmente de manera exponencial, tendemos a destruir el único lugar al que podemos llamar “hogar”.

97 de 100 científicos, perfectamente representados por John Oliver en su programa.

Y ya que los científicos han llegado a un consenso, es turno de los gobiernos actuar. Y para eso es la COP20 que va a celebrarse en diciembre en el país.

¿Qué es la COP20?

La COP20 es un espacio multilateral donde los gobiernos llegan a acuerdos. Tanto científicos de muchos lados, como representantes de decenas de países, se reúnen y llegan a puntos en común sobre cuánto gas emitido hay que reducir. O qué hacer con la deforestación de los bosques húmedos tropicales, amenazados por las actividades petroleras, la migración y la explotación irracional de la madera.

Y al realizarse en el Perú, es el gobierno de Ollanta Humala el responsable por hacer que este tenga el peso que se merece. Así, el equipo de la COP20 viene realizando por todo el país trabajos de incidencia política y de concientización. Que nadie más se entera, evidentemente.

Y justamente, es el gabinete de la Ministra Jara (la presidenta del Consejo de Ministros) la que le toca impulsar operativamente la COP20. En medio de peleas y broncas del Ministro de Ambiente (el líder del proceso del COP20) y del Ministro Mayorga, representante de intereses mineros y petroleros, justamente a los que la COP20 busca regular y poner más límites.

Claro, en estas discusiones multilaterales no afloran mucho los dramas internos del país anfitrión (tal como ocurrió en Varsovia, el año pasado) y al final va a pesar mucho más los compromisos de ciertos países (los que emiten más gases) por sobre el resto.


Fuente: New Scientist.

Sí, esos mismos.

Y, por otro lado, nosotros estamos dentro de los países a los cuales el cambio climático va a afectar más que a otros.

¿Qué va a pasar después de la COP20?

Es seguro que la COP20 va a levantar algo de polvo, van a haber algunos titulares en algunos diarios, va a haber algo de campaña para que usemos menos agua, seamos algo más responsables con lo que consumimos. Eso no está mal. Pero no es suficiente. Si no hay compromiso por parte de los gobiernos, es muy poco lo que se va a poder hacer. Y los lobbies, eso lo vemos en el país, insisten que nada está pasando y que debemos seguir modificando los suelos de los bosques húmedos tropicales y que no hay problema con la emisión de gases.

Pero, bueno, no perdemos nada insistiendo, escribiendo cartas a nuestros congresistas, llamando la atención a los ministros y a los medios de comunicación sobre las implicancias del cambio climático y cómo nos va a afectar. Es un tema, efectivamente político, y que pasa por mucho más que cerrar el caño y no desperdiciar el agua y consumir de manera más racional.

Ya, pero sí, cierra ese caño y consume menos. No es que tengas que cambiar todos los años de iPhone.

Nota: Este post ha sido escrito en el contexto del concurso Historias del Cambio Climático. Ver más en Twiter con el hashtag #historiasdelcambioclimatico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *