Castañeda arremete contra Barranco

El alcalde de la MML, Luis Castañeda Lossio pareciera que tuviera una suerte de odio contra el pequeño distrito de Barranco. Antes fue la arremetida del Metropolitano, que trajo harta congestión y tugurización y hoy cierra la Costa Verde, para que no nos olvidemos de él, cada hora de nuestras vidas. El alcalde del distrito, Antonio Mezarina, reincidente como Castañeda, le ha salido al frente para buscar soluciones. Es de recordar que la vez anterior, con el Metropolitano, Mezarina fue también alcalde. Esta vez pareciera que hay un cambio de actitud en el alcalde barranquino.

Time Lapse San Muertín (2012) de Capi Baigorria / Ojo de Uva on Vimeo. Aún cuando el video tiene tres años, sigue vigente.

Mezarina en Barranco ha arrancado con varias propuestas dialogantes e inclusivas. Allí donde Castañeda borraba murales, Mezarina tiene la campaña de la muralización. A diferencia de su gestión anterior, donde prácticamente se echó con Castañeda y el Metropolitano, esta vez pareciera que le sale al frente. ¿Cálculo político? ¿Cambio de asesores? Tal vez. El tema es dónde pararnos frente a los nuevos atropellos que se vienen. Propongo algunas pistas, pero basadas en una estrategia de alianza y lucha. Alianza con aquellas cosas que Mezarina está haciendo concertada e inclusivamente, y lucha por aquellas cosas que Mezarina no va a hacer ni poner en la mesa.

1. El plan de movilidad de Barranco. Esto viene de tiempo atrás y fue parte de la mesa de diálogo con el Banco Mundial y la MML, por los daños que trajo consigo el Metropolitano. Lamentablemente, los cuatro años anteriores con Susana Villarán y el equipo de Protransporte y de la GTU fue una pérdida de tiempo, a pesar de ellos mismos. Hoy tenemos un distrito que colapsa si cierran la Costa Verde (puede ser la ampliación de las pistas, puede ser una maratón, puede ser que mañana a alguien se le ocurra -¡por fin!- robarle carriles para tener más playa y servicios públicos). Pero Barranco necesita un plan de movilidad, que incluya peatonalización, corredores este-oeste, ciclovías, iluminación de calles, semaforización inteligente, restricción para nuevos estacionamientos, promoción de transporte público para entrar y salir.

2. Pensar qué hacer con la gentrificación del distrito. Hoy por hoy, hay una tugurización elitista en algunas avenidas (sobre todo San Martín), que va a traer consigo un encarecimiento de servicios públicos y privados. Esto no debería espantar ni ahuyentar a los viejos vecinos barranquinos. Una propuesta debería ser la promoción de los espacios y servicios públicos: museo a cielo abierto, biblioteca municipal de calidad, acceso a las playas, parques infantiles, servicio para deporte en el malecón, recuperación de playas (hoy tomadas por asalto por una serie de negocios, como el Cala, Rústica, etc.). Mientras más servicios públicos existan, los vecinos todos estarán incluidos.

3. Un plan de manejo del patrimonio inmueble. Estos años van a ser una locura. Muchas viejas casonas y solares están a punto de cumplir 100 años y por ende, automáticamente van a convertirse en patrimonio intangible. Algunos viejos propietarios deben estar preocupadísimos y dispuestos, como viene ocurriendo, a vender sus casas a precio terreno, sea como sea, porque una vez que el inmueble cumpla 100 años, no va a poder mantenerlo y venderlo va a ser casi imposible. Allí tenemos que pensar en un plan que contemple la conservación del patrimonio y que permita al mismo tiempo acceso a vivienda. Convertirlos en hoteles o restaurantes, cuando casi no hay espacio para estacionamientos es una locura. Hoteles y restaurantes implican además más seguridad, más servicio de limpieza, infraestructura que no tenemos.

Como digo, Alianza y Lucha. Mezarina ha empezado algunas cosas bien y otras cosas más al estilo del Mezarina de siempre (no dando información sobre el aumento de arbitrios). Todo bien con hacer frente común a Castañeda. Al mismo tiempo insistir en lo que falta para no perder el horizonte.

Además: Un recordatorio del impasse entre Barranco y la MML.

2008. Carta de vecinos a Mezarina el 2008 por los problemas que iba a generar el Metropolitano.

2009. Salta la liebre. El Metropolitano no tenia EIA.

2010. No hay informacion sobre lo que va a pasar con los alimentadores ni nada.

2010. Primeras obras del Metropolitano. Un distrito partido en dos.

2010. Llega Villarán. Se ensayan propuestas para cambiar el sentido de calles y busqueda de solución.

2013. Piloto del cambio de sentido de la avenida Grau desde la MML. Nunca se sabe qué fue de los resultados.

2014. Llega el Corredor Azul a Barranco. Sigue sin haber solución.

2014. Balance de la gestión de Villarán desde Barranco. Cero soluciones, cero información.

One thought on “Castañeda arremete contra Barranco

  1. Cuando uno revisa las alternativas viales que podrían darse entre Surco, Barranco y Chorrillos siempre se encuentra con dos mastodontes militares: la Escuela Militar de Chorrillos y la Base Aérea de las Palmas, que atraviesan en L invertida toda la zona evitando cualquier tipo de interconexión entre los distritos.

    Con una fracción del terreno de ambos se pueden hacer
    – Vía transversal de Barranco a Surco (Jorge Chavez de Surco Viejo)
    – Vía transversal de Barranco a Surco (Coronel Edmundo Aguilar)
    – Vía alterna al metropolitano en Chorrillos (Av. El Sol)
    – Vía longitudinal de surco a chorrillos (Av. Surco)
    – Además de un gran parque público, ciclovías entre ellas, etc.

    Esto sumado a la Vía Expresa Sur puede evitar gran parte de las necesidades de pasar por Barranco así como dar más coherencia e integración a estos distritos

    Quizá ya es momento de pensar si estos establecimientos deben seguir ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *