Kentaro Toyama (quien estuvo en el Perú hace unos cuatro años) ha publicado un libro (Geek Heresy) que recomiendo a cualquiera que esté vinculado, ya sea en la integración de las tecnologías digitales en la educación, o en la formulación de políticas o proyectos que involucren el uso de tecnologías para el desarrollo. El libro está disponible en Amazon sea en formato físico y también para Kindle. Me falta poco para terminar de leer el libro y prometo una reseña prontamente.

Kentaro Toyama

Para ir avanzando y entusiasmando con el tema, recomiendo también el artículo que Toyama (@ict4djester en Twitter) publicó en The Atlantic: Why Technology Alone Won’t Fix Schools?.

Comparto un párrafo (traducido por mi del inglés) pero lean el texto completo. Pruebas PISA, desigualdad en la educación, el mito de la tecnología mágica, y un adelanto del tema central de su libro: la ley de la amplificación. Además, Toyama es muy ameno para sus ejemplos y casos.

“Si la desigualdad en la educación es el principal problema, entonces no hay ninguna tecnología en cantidad alguna que cambie las cosas. Este quizá es el corolario menos entendido de la amplificación tecnológica (se refiere a la Ley de la Amplificación, desarrollada en su libro). En una exposición que el Secretario de Educación, Arne Duncan, dio a la conferencia South by Southwest (SXSW), él incidió por más tecnología en la educación (mencionando “tecnología” 43 veces y “maestros” solo 25). Él dijo que “la tecnología puede nivelar el campo de juego en vez de desfavorecer a los de menores recursos, minorías y estudiantes rurales -quienes podrían no tener laptops o iPhones en sus casas”. Pero esto es un una ilusión; es engañosa y equivocada. La tecnología amplifica las diferencias de riqueza y logros pre-existentes. Niños con mayor vocabulario le sacarán más el jugo a Wikipedia. Estudiantes con problemas de conducta se distraen más con los videojuegos. Padres ricos pagarán profesores privados para que sus hijos puedan aprender a programar los dispositivos que los otros niños solo usarán. La tecnología en la escuela puede nivelar el campo de juego en el acceso, pero un campo nivelado no hace nada para mejorar la habilidad de los jugadores, el cual es el punto central de la educación. Mark Warschauer, un profesor de de la Universidad de California, Irvine, y uno de los mejores académicos en el campo de la tecnología educativa encuentra que “la introducción de las tecnologías de información y comunicación en las escuelas sirve para amplificar formas ya existentes de desigualdad”.”

Leer el texto completo en The Atlantic.

Como dije, Toyama estuvo en el Perú. Tuve la suerte de estar en el IEP donde realizó su exposición. Aquí el video.

Kentaro Toyama sobre los mitos de la Tecnología para el Desarrollo grabado por Roberto Bustamante en Vimeo.